22 nov 2018 | Actualizado: 12:00

La Consejería plantea extender los paliativos a las insuficiencias cardiacas y las demencias

Sanidad también quiere incluir a los pacientes pediátricos en estos tratamientos

Jueves, 12 de noviembre de 2015, a las 17:10
Redacción. Mérida
El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha planteado la posibilidad de que los cuidados paliativos, además de ocuparse de la atención de los pacientes que sufren enfermedades oncológicas, se incorporen también al tratamiento de otras patologías.

José María Vergeles.

“Es muy importante que los cuidados paliativos evolucionen, no solo en la atención a los enfermos oncológicos, sino también que se incorporen a otras enfermedades como por ejemplo las insuficiencias cardiacas o los trastornos degenerativos del sistema nervioso como las demencias”, ha manifestado el consejero.

José María Vergeles ha hecho estas declaraciones en el acto de inauguración del VI Encuentro de Voluntariado en Cuidados Paliativos, que ha congregado a más de 150 personas en representación de las 15 asociaciones que integran la Red de Voluntariado en Cuidados Paliativos de Extremadura.

El consejero ha anunciado además su intención de reformar el Plan Regional de Cuidados Paliativos, vigente desde 2003, para incluir a los pacientes en edad pediátrica como adelantó recientemente, y también para adoptar “la filosofía Hospice, que se aplica en varios países” del entorno y está dando “importantes beneficios”.

“La filosofía Hospice consiste en que, independientemente de dónde se encuentre la persona que necesita los cuidados al final de su vida, debe recibir la atención de cuidadores profesionales, pero también de cuidadores no profesionales que les proporcionen un control adecuado de los síntomas, un apoyo emocional y respeto a su espiritualidad en el sentido que sea”, ha indicado.

De este modo, ha considerado que sería “bueno” incorporar en los hospitales extremeños esa filosofía Hospice, y que estos centros sean “más abiertos con estos pacientes para que puedan ser visitados, que puedan tener un contacto directo con su familia y con los voluntarios, porque así mejorará la calidad de sus cuidados”.