Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

La Consejería afirma que los Presupuestos Generales del Estado supondrán un “duro golpe” para Canarias

Se enfrentan a una reducción adicional de 3 millones de euros por la supresión del fondo de cohesión

Jueves, 27 de diciembre de 2012, a las 23:10

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, ha considerado que con los Presupuestos Generales del Estado para 2013 supondrán "un duro golpe" para un territorio fragmentado como las islas, que se enfrentan a una reducción adicional de 3 millones de euros por la supresión del fondo de cohesión.

Román Rodríguez, del portavoz del grupo Mixto por Nueva Canarias.

Así lo ha señalado la consejera, sobre este asunto a petición del portavoz del grupo Mixto por Nueva Canarias, Román Rodríguez, para quien hay un proceso severo de deterioro de la sanidad y negarlo es "irresponsable", por lo que ha pedido a Mendoza "que no dulcifique la realidad".

Brígida Mendoza ha negado este último extremo y ha señalado que a su entender, la sanidad pública ya no tiene equidad ni es gratuita porque los presupuestos estatales acentúan la senda de los recortes y desaparecen los fondos para el plan de salud bucodental, inversiones en formación, para personal autonómico en los planes nacionales del sida y de promoción de la salud y enfermedades emergentes, entre otros.

“El impacto de la reducción presupuestaria desde el punto de vista asistencial es realmente importante”, ha dicho la consejera, quien ha apuntado que Canarias es la Comunidad Autónoma peor financiada para sufragar sus servicios públicos esenciales y además sufrirá “un duro golpe” por la eliminación de las subvenciones al transporte de mercancías y la subida en la tarifa eléctrica.

Román Rodríguez ha replicado que la financiación autonómica compromete la sanidad, la educación y el autogobierno en su conjunto "desde el primer día", porque "desde el primer minuto nos colocó a la cola y de ese fallo garrafal son culpables todos, porque quienes tenían que defender los intereses de la Comunidad Autónoma no lo hicieron".

Por ello, la sanidad está en crisis porque la política de recortes está liquidando unas de las conquistas sociales más importantes, y el resultado es que empeoran los diagnósticos, las listas de espera se retrasan "sine die" y se cierran las agendas para no aumentar la demanda, pero ésta "sigue estando ahí", ha recriminado Rodríguez.

No obstante, ha afirmado también que la sociedad está perdiendo la confianza en la sanidad pública "y el que tiene perras se está haciendo seguros privados, cuyas pólizas han aumentado entre un 3 y un 4 por ciento".