Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:40

La comunidad, en el “selecto club” de las regiones con más donantes

El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid ha celebrado este jueves que ha superado la barrera de los 500 trasplantes de hígado

Jueves, 17 de diciembre de 2015, a las 22:19
Redacción. Valladolid
El Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid ha superado los 500 trasplantes de hígado y lo ha conmemorado con un acto al que han acudido el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz; el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y el coordinador de la Unidad de Trasplante Hepático del centro hospitalario, David Pacheco.
 
Matesanz ha destacado la posición de Castilla y León en esta materia, que se encuentra en un "selecto club" de regiones con cifras como los 48,6 donantes por millón que se alcanza en la Comunidad castellanoleonesa.
 
Antonio María Sáez Aguado, por su parte ha destacado la importancia de la contribución de los hospitales de la Comunidad a una de las mayores experiencias "de éxito" como es el programa de trasplantes español, el "más avanzado y más destacado de todo el mundo".
 
En esta línea, tras apuntar las altas tasas de donación en Castilla y León, el consejero ha destacado la importancia de este tipo de intervenciones, dado que "impulsan mucho" los hospitales, al intervenir un número importante de servicios de los mismos y no sólo los quirúrgicos.
 
Un servicio locomotora
 
A este respecto, el doctor David Pacheco ha destacado la "locomotora" que suponen para el resto de servicios hospitalarios, pues han contribuido a los "refinamientos técnicos" que han supuesto una mayor seguridad en la cirugía, para esta especialidad y para otras en las que se llevan a cabo "grandes" intervenciones.
 
Pachecho ha explicado que todo ha cambiado mucho y por ejemplo antes se tardaba un mes en hacer un estudio a un paciente que podía necesitar un trasplante cuando ahora se lleva a cabo en una semana y la técnica quirúrgica podía llevar diez horas y ahora se ha reducido a cinco, pero además durante las intervenciones eran necesarias varias trasfusiones y en la actualidad la mayoría son sin trasfundir o las que se hacen son mínimas.
 
El doctor Pacheco es el responsable de la Unidad de Trasplante Hepático del Río Hortega, donde se ha celebrado la jornada en la que se conmemora que el pasado día 31 de octubre, el programa de trasplantes hepáticos de la Junta de Castilla y León alcanzaba el número 500, cifra que actualmente ya se sitúa en los 508 realizados en el este centro vallisoletano.
 
El programa autonómico de trasplante de hígado (con centro de referencia en el HURH) fue autorizado en julio de 2001, con la realización del primero el 20 de noviembre de ese mismo año. En lo que va de 2015, el número es de 45, superando ya los 44 del año pasado.
 
La media en los últimos cinco años es de unos 45 trasplantes anuales, de los que la mayor incidencia corresponde a pacientes con cirrosis hepática y adenocarcinoma hepático. El tiempo de espera para el trasplante se sitúa en unos 40 días, frente a la situación nacional de 134 y el programa de trasplante hepático de Castilla y León presenta una morbimortalidad que se ubica entre las más bajas de España, al igual que sucede en la tasa de retrasplantes.
 
Fuentes de la Junta han señalado que la consolidación de este programa supone, asimismo, un impulso para el resto de la actividad asistencial del Hospital Universitario Río Hortega y especialmente en el ámbito quirúrgico, ya que otras programaciones, como la referida a la cirugía hepática biliar y pancreática, han alcanzado muy altos niveles de desarrollo científico-técnico, obtenidos por profesionales sanitarios implicados en el trasplante hepático: cirujanos, anestesiólogos, hepatólogos y personal de Enfermería, entre otros. Además, ha facilitado la puesta en marcha de otros programas técnica y organizativamente muy complejos, como el de cirugía oncológica peritoneal.
 
En resumen, ha supuesto una mejor capacidad hospitalaria en el manejo de pacientes con hepatopatías o con problemas médico-quirúrgicos hepáticos, biliares y pancreáticos, además de otras patologías oncológicas complejas, siendo los próximos retos la ampliación de la obtención de hígados en donantes a corazón parado y el inicio del trasplante combinado de hígado-riñón, a través de la colaboración de equipos del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y del Río Hortega.
 
Donación en CyL
 
En cuanto a la donación en Castilla y León, los 48,6 donantes por millón la sitúan por encima de la media nacional -en tercera posición-, y destaca especialmente la actividad del Complejo Asistencial Universitario de León, con 31 donantes, y del de Salamanca, con 21.
 
El número absoluto de donantes en los últimos años en la Comunidad ha sido de 130 en 2012; 133 en 2013; 121 en 2014; y 78 durante los nueve primeros meses del ejercicio en curso.
 
En 2014, Castilla y León ha generado un total de 376 órganos sólidos (riñones, hígados, corazón, pulmones, páncreas e intestinos), cifra que se sitúa en 242 órganos durante los primeros tres trimestres de 2015.
 
En cuanto al número de trasplantes, ha aumentado tanto en lo referido al renal (117 en 2014, nueve más que el año anterior) como al cardíaco (diez, seis más que en 2013). En el ámbito del trasplante pancreático, la actividad se mantiene, con cifras acordes a la población atendida, al igual que ocurre en trasplantes de progenitores hematopoyéticos y otros tejidos.
 
De forma más concreta, en lo referido al trasplante hepático, la memoria de 2014 de la ONT indica que el número de estas intervenciones en España fue de 1.068, con una tasa de 23,2 donantes por millón de personas. En Castilla y León ha sido de 104, un 27,7 por ciento del total de los generados.
 
Asimismo, a lo largo del año pasado, se han iniciado los programas de donación en asistolia controlada en el Complejo Asistencial Universitario de Burgos y el Hospital Río Hortega, en Valladolid.