15 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Lunes, 01 de abril de 2013, a las 16:56

Redacción. Zaragoza
El director de Proyectos Académicos de la Cátedra, Rogelio Altisent, ha señalado que las cuestiones éticas que surgen entorno a la alimentación de los pacientes, cada vez son más frecuentes y plantean problemas éticos de cierto calado. Y esto ocurre en todos los escenarios asistenciales. Existen dudas sobre la alimentación de pacientes en Pediatría, Neonatología, problemas de anorexia mental, geriatría, cuidados paliativos o en la atención al enfermo terminal. Hay toda una gama de situaciones en las que los equipos asistenciales se plantean dudas éticas fundamentalmente que van más allá de la técnica”.

Rogelio Altisent, junto a José Manuel Moreno, Alberto Alonso
y Javier Gómez.

José Manuel Moreno, presidente del Comité de Ética Asistencial del Hospital 12 de octubre, ha abordado “los aspectos éticos que tienen que ver con el soporte nutricional son un poco distintos que los que tienen que ver con la alimentación oral. Por una parte qué tiene que ver con el derecho a comer, y el soporte nutricional que indica una técnica de alimentación. Y esto es distinto en el niño, que en el anciano, que en el paciente terminal”. José Manuel Moreno se ha referido a aspectos generales del soporte nutricional referidos al niño.

Por su parte, el doctor Javier Gómez Pavón, del Servicio de Geriatría del Hospital de la Cruz Roja en Madrid, se refería “al paciente anciano y sobre todo el muy mayor, (paciente mayor de 80 años) que se caracteriza por una gran dependencia y trastornos cognitivos. Eso hace que tengamos que tenerle una aproximación en cuanto a la toma de decisiones en la nutrición (el uso o no de una nutrición enteral, sonda nasogastrica o gastroestomía percutánea endoscópica) que sea una aproximación diferente en donde la valoración geriátrica integral es una pieza básica para seguir bien las vías, y a ese respecto también la comunicación con el paciente y el planteamiento de la calidad de vida pronóstico que nos aporta ese tipo de nutrición”.

Y finalmente, Alberto Alonso de la Unidad de Cuidados Paliativos en el Hospital Universitario La Paz, ha comentado las cuestiones de alimentación al final de la vida. “La alimentación está relacionada con calidad de vida y el problema es cómo mantener la calidad de vida cuando los pacientes están en la fase final de sus enfermedades respecto a la alimentación. Muchas personas dirían que se está muriendo porque no come, cuando la realidad es que no come porque se está muriendo. Básicamente no hay que utilizar tantas técnicas invasivas para tratar de hacerles comer a la fuerza, y hay que preocuparse de mantener esa calidad de vida con la alimentación que los pacientes puedan tomar al final de la vida. Hay veces que técnicas invasivas son necesarias pero muchas veces se trata de adecuar el esfuerzo terapéutico y no someter a los pacientes a medidas invasivas que no tienen sentido en etapas finales de las enfermedades”.