20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

La Asamblea convalida el decreto ley de medidas urgentes para contener el gasto público

Garantizará el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad

Viernes, 06 de julio de 2012, a las 14:08

Redacción. Mérida
El Parlamento de Extremadura ha convalidado el Decreto Ley de medidas urgentes para la contención del gasto público, en el pleno el pasado jueves, en el que ha recibido los votos a favor del PP, la abstención de IU, y el rechazo de PSOE.

Pedro Nevado-Batalla.

El Decreto Ley para la contención de gasto público y la adaptación de funcionamiento de los servicios públicos a la realidad económica y social de Extremadura ha sido aprobado, el pasado 22 de junio, por el Consejo de Gobierno del Ejecutivo extremeño, y remitido al Parlamento regional para su convalidación.

Ante la situación actual, Pedro Nevado-Batalla, consejero de Administración Pública, ha defendido la necesidad de este decreto ley, que ha rechazado el portavoz del grupo socialista, Valentín García. El portavoz ha justificado el voto en contra de su grupo porque, según ha dicho, “no es urgente”, por lo que ha reclamado al Gobierno regional que lo tramite como un proyecto ley.

Finalmente el decreto ley ha sido convalidado por el pleno del Parlamento de Extremadura por 31 votos a favor del Grupo Popular, tres abstenciones de IU, y 30 votos en contra del Grupo Socialista.

Este decreto ley trata de "conciliar dos necesidades insoslayables", como son por un lado la "significada escasez de recursos públicos, unida a la fijación de un límite de gasto", y por tanto, la "necesidad de seguir manteniendo unos recursos públicos de calidad", ha explicado el consejero de Administración Pública.

De esta manera, Pedro Nevado-Batalla ha explicado que este decreto ley recoge una serie de medidas de contención del gasto en materia de personal, como son la eliminación de un "régimen ciertamente peculiar" de los funcionarios que vuelven a su puesto tras ser cesados de su puesto de libre designación, así como la reducción del cinco por ciento del sueldo de altos cargos y asimilados de la Administración autonómica.

Por otro lado recoge la posibilidad de solicitar una reducción de jornada, tras la “ampliación de la jornada laboral de los funcionarios a 37,5 horas semanales, “y proporcionalmente con la correspondiente disminución de sus retribuciones".

Una modificación de la Ley de Turismo de Extremadura, es la segunda parte que este decreto ley establece, así como posibilitar la calificación de “integral” de algunas mancomunidades que anteriormente no pudieron hacerlo.