Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Juliá: “Sanidad hace anuncios a lo 'Bienvenido Mr. Marshall' que se quedan en nada”

Acusa al consejero Vergeles de “desmantelar” la política sanitaria de la anterior legislatura

Martes, 26 de enero de 2016, a las 14:00
Sergio López.
José Ángel Sánchez Juliá, portavoz del Partido Popular en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Extremadura, no acusa de mentir al consejero de sanidad, José María Vergeles, ya que dice que para eso están los datos y éstos le contradicen. En los últimos días, gobierno y oposición se han lanzado acusaciones a cuenta de la abultada lista de espera en la región, pero, al margen de esa polémica, Juliá tiene otras muchas críticas y propuestas en materia sanitaria. Propuestas cuyo eje sería éste: retomen lo que nosotros hicimos durante la anterior legislatura.
 

José Ángel Sánchez Juliá, portavoz del Partido Popular en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Extremadura.

¿Cuál es la valoración que se hace desde el grupo popular en la Asamblea de la labor del consejero Vergeles?

La valoración es muy negativa. Vemos más sombras que luces, desgraciadamente. Se han dedicado a desmantelar todo lo que había hecho el anterior Gobierno y a la autopromoción.
 
¿A qué se refieren con desmantelar?
 
Nosotros pusimos en marcha a mediados de 2014 un plan de choque para reducir las listas de espera, que es uno de los principales problemas del sistema extremeño de salud. Lo primero que hizo Vergeles cuando llegó fue poner en jaque a todos los profesionales que habían sido contratados para este plan. Primero despidiendo a siete en el Área de Salud de Badajoz y después poniendo en tela de juicio la renovación de los 160 trabajadores restantes, creando una gran incertidumbre y malestar entre el personal.
 
¿Saben a cuántos de esos profesionales prevé exactamente la Junta no renovar?
 
Estamos intentando que nos den esa información. Pero lo que es evidente es que están dejando morir este plan para después crear su propio plan de lucha que irá por los derroteros que ellos estimen oportuno.
 
Y, siguiendo con la idea de desmantelamiento, el nuevo ejecutivo también ha parado todas las infraestructuras que teníamos programadas, como, por ejemplo, la construcción de una planta de oncodermatología en el Hospital Materno-Infantil de Badajoz, donde simplemente faltaba adjudicar y empezar a construir; o la del nuevo hospital Don Benito-Villanueva, donde decidieron parar todo lo que se encontraron hecho para volver a la ubicación inicial [elegida durante los gobiernos de Ibarra y que ocasionó un lento trámite de expropiaciones]. Ahora tienen el proyecto otra vez en manos de los jueces, en lugar de haber elegido la vía más fácil, que era empezar el proyecto que nosotros les habíamos dejado preparado.
 
Otros ejemplos son la paralización de centros de salud como los de Mérida Norte, Olivenza, etc… o la negativa a un proyecto de inversión innovadora, como era el Espacio Bio, que garantizaba fondos para acometer la segunda fase del nuevo hospital de Cáceres. Un proyecto con el que se garantizaba que ese hospital no sólo diese asistencia sanitaria, sino que hiciera investigación clínica.
 
¿Cuándo dice que la consejería se dedica a la autopromoción, a qué se refiere?
 
A la gran actividad mediática que tiene el consejero. Y a que, después de sus grandes anuncios en la Asamblea y sus titulares en medios de comunicación, vemos que todo ello carece de una base sólida.
 
La ampliación de horarios en los Puntos de Atención Continuada fue iniciada con grandes actos a lo ‘Bienvenido Mr. Marshall’, con participación de todo el pueblo. Pero luego esos centros no tienen dotación suficiente del personal y hay que derivar a otros centros de salud.
 
Fernández Vara nos dijo que nos iba a citar para un pacto por la sanidad. Han pasado los meses y no nos ha llamado. Lo mismo sucede con la mesa de trabajo para la flexibilización de los requisitos higiénico-sanitarios de los alimentos artesanales, tampoco nos han llamado.
 
La misma actividad mediática la vemos en el tema de las listas de espera, con el problema que han generado en la sociedad extremeña realizando esa afirmación, que no se sostiene, de que había 180.000 extremeños en listas de espera.
 
Acusan a Vara y Vergeles de mentir al hinchar las cifras de lista de espera de la anterior legislatura.
 
No es que les acusemos de mentir. Son los propios números los que les acusan. Nosotros hemos recurrido a los datos que publica la propia Junta y suman 108.000 personas a finales del año pasado. Los problemas se arreglan teniendo un conocimiento real y no haciéndose trampas al solitario. Por eso pedimos la vuelta del Plan de Choque contra las listas de espera.  
 
¿Diría que ese fue el mayor éxito del PP durante su tiempo al frente de la consejería de Salud?
 
Ese plan fue trabajando de manera concreta en las distintas listas y consiguió datos muy positivos. En los primeros seis meses de 2015 consiguió reducir el número general de personas que se encontraban en las listas de espera de unas 112.000 que había en diciembre de 2014 a 98.000 en junio de 2015.
 
Durante los primeros seis meses del plan se trabajó en la lista de espera quirúrgica, para lo cual se realizaron 91.000 intervenciones. y durante el segundo semestre, en consultas y pruebas diagnósticas. El plan lo dejamos en junio de 2015, en un punto de inflexión que permitía volver a centrarse en la lista de espera quirúrgica… pero, como decía antes, lo han dejado morir por inanición.
 
El pasado viernes se reunieron el líder del PP extremeño Monago y Fernández Vara. ¿Qué le trasladó Monago al presidente regional en materia de Sanidad?
 
La reunión fue para hablar de las líneas generales en los Presupuestos para 2016. En ese sentido lo que nosotros siempre hemos defendido es una dotación presupuestaria suficiente. También hemos manifestado que esa Ley de sostenibilidad sanitaria que quiere realizar el Gobierno del señor Fernández Vara se tramite a la vez que se tramitan los presupuestos generales de la comunidad autónoma y que no sea una excusa para llevar una subida de impuestos a Extremadura y establecer un copago.
 
A ese respecto, ¿cree que la sanidad extremeña recibe la suficiente atención dentro del Sistema Nacional de Salud?
 
Lo que hay que llevar a las interregionales son datos objetivos de lo que cuesta la sanidad en cada una de las comunidades autónomas. En el caso de Extremadura, el envejecimiento de la población o la dispersión –somos 1,1 millones de personas en 40.000 kilómetros cuadrados– encarece mucho los servicios.
 
Fernández Vara tiene que llevar estos datos a la próxima interregional y hacer una defensa de lo que son los costes de la sanidad en Extremadura. No se trata de que ganen unos para que pierdan otros, sino de que los sistemas de salud tengan la financiación que necesitan.
 
Nosotros no queremos financiar territorios, sino financiar personas… pero teniendo en cuenta las peculiaridades del territorio en el que viven. La financiación de la sanidad debería ser un asunto de Estado.  
 
¿Qué propuestas en materia sanitaria va a llevar el Grupo Popular a la Asamblea a lo largo de los próximos meses?
 
La actividad parlamentaria de los próximos meses va a estar marcada por la negociación de los presupuestos y eso va a determinar nuestra acción.
 
Al margen de eso, una apuesta muy importante que tiene abierta el señor Fernández Vara es la modificación del mapa sanitario regional. Nosotros pedimos un estudio conjunto en el parlamento y se nos negó. Creemos que es importante que todas las modificaciones que se hagan se hagan con el máximo consenso posible, con criterios claros, y que no se beneficie a unos municipios y se perjudique a otros.
 
Y, por supuesto, vamos a hacer un seguimiento de todas las propuestas que hemos hecho ya y a exigir su cumplimiento: el Espacio Bio, la creación de unidad de trasplante halogénico de médula en San Pedro de Alcántara, ya que este trasplante no se puede realizar en Extremadura, y la ejecución de todas las infraestructuras sanitarias que han dejado en el tintero y que podrían poner ya en marcha, entre las que están las que comentaba antes.