18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

IU promete incluir la medicina alternativa en la historia clínica

Desaparición del Área Única, concursos públicos para puestos de jefatura, la inclusión de tratamientos con medicina alternativa en las historias clínicas, cubrir todas las bajas desde el primer día, recuperar 8.000 puestos de trabajo o la vuelta a las 35 horas semanales son solo algunos de sus compromisos

Lunes, 11 de mayo de 2015, a las 18:42
David García. Madrid.
La coalición Izquierda Unida ha dado a conocer sus propuestas sanitarias de cara a las inminentes elecciones del 24 de mayo en la Comunidad de Madrid y ha presentado hasta cien medidas con las que poco menos pretenden dar un cambio radical a la sanidad madrileña.

El eje fundamental de su programa es revertir los procesos privatizadores que ya se han dado en la región para instaurar un sistema cien por cien público. Las ‘regionalizaciones’ abarcarían todo lo que tiene que ver con la gestión sanitaria pero también cualquier servicio relacionado, como los de limpieza o de informática, que también serían públicos, sin externalizar.

En este sentido detallan en el documento que hasta el ‘call center’ que atiende las llamadas para dar citas dejaría de estar externalizado.

Se comprometen a no dar citas en Atención Primaria con más de dos días de espera y proponen que los tratamientos con medicinas alternativas aparezcan en la historia clínica, a la que tendrá acceso al paciente.

También se comprometen a costear las operaciones de cambio de sexo.

Luis García Montero, candidato de IU a la Comunidad de Madrid.

Propuestas de Recursos Humanos

En cuanto a los profesionales sanitarios, la “prioridad” de IU es la recuperación de 8.000 puestos de trabajo que se han perdido en Madrid, prometen convocar concursos públicos de empleo cada año o cada dos años y retirarán la declaración  de  extinción de las 26 categorías de trabajadores/as “eliminadas por el Partido Popular”.

Convertirán “absolutamente todos” los contratos eventuales en interinos, reconociendo trienios y carrera profesional, y “rechazan” las entrevistas personales asignaciones de  plazas y concursos de traslados.

Además, se comprometen a volver de manera inmediata a la jornada de 35 horas semanales y incluirán una serie de días de disposición libre al año para asistir a jornadas de formación en el exterior.

Por otra parte, se prometen reponer cualquier baja laboral desde el primer día y a desarrollar la carrera profesional en todas las categorías como un  derecho  reconocido y como un incentivo para la formación y la investigación.

Respecto a los puestos de jefatura y supervisión, su provisión estará sometida a convocatoria pública.

La coalición no explica exactamente cómo se van a financiar todas estas medidas y remite al apartado  correspondiente  del  Programa Electoral  de  IU-CM, aunque hace referencia a la aprobación de una  Ley  de  financiación  de  servicios  públicos  básicos que obligue al futuro gobierno regional a converger  con  la UE  en  gasto  social  por  habitante.   Según IU, el sistema sanitario público tendrá financiación suficiente, blindada en los presupuestos e incrementada  progresivamente, procediéndose hacia una adecuación del gasto sanitario por habitante en la Comunidad de Madrid para converger con la media del país.

Gestión

En el capítulo de gestión, IU pretende instaurar lo que llaman Sistema Federal de Salud, en el que recuperar la Dirección General de Salud Pública, representada directamente en todos los Consejos de Dirección de las nuevas Áreas Sanitarias, que también serán redefinidas.

En este sentido avanzan que derogarán el Área Única y establecerán una nueva estructura territorial de áreas basada en  las necesidades actuales. Los territorios de las nuevas Áreas de Salud serán los de las actuales Direcciones Asistenciales de Atención Primaria, a los que se irán añadiendo nuevas áreas en función de una distribución territorial razonable que responda a las necesidades de salud de la población.

Proponen la restitución de la figura del Defensor del Paciente y la creación de un Servicio de Inspección Sanitaria “al  que  corresponderá   la consideración  de  autoridad  pública  en  la  realización  de  sus  funciones  asegurando  su presunción  de  imparcialidad”.

Se posicionan en contra además de las llamadas Unidades de Gestión Clínica, ya que “introduce elementos de competencia  y  de  mercado  que  deben  ser  ajenos  al  funcionamiento  de  un  sistema  sanitario público”.

Industria farmacéutica

IU propone la creación de una industria farmacéutica y de tecnologías sanitarias públicas,  “que eviten en el grado mayor posible la dependencia de las multinacionales privadas de estos sectores” y advierten que tomarán medidas para evitar  conflictos de intereses entre gestores y prescriptores.

La coalición defiende las compras centralizadas siempre cuando sea posible, se comprometen a trabajar para que existan laboratorios públicos “que puedan fabricar los medicamentos necesarios” y se plantean la excepción de patentes cuando fracasen las negociaciones para la financiación de novedades farmacéuticas que hayan demostrado efectividad y seguridad.

Por último, advierte que las empresas que no suministren de manera adecuada sus medicamentos, serán “vetadas” en las siguientes subastas.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al programa electoral en materia de sanidad de IU