26 de junio de 2017 | Actualizado: Lunes a las 19:10

Íñigo Noriega: “Ha sido un examen especialmente complicado”

Muestra sus dudas sobre si, con estas características, la prueba hará una criba efectiva

Domingo, 02 de febrero de 2014, a las 19:30

Carlos Cristóbal. Madrid
El expresidente del Consejo Español de Estudiantes de Medicina (CEEM), Íñigo Noriega, es una voz autorizada para analizar el examen MIR, dado que está entre quienes lo realizaron este sábado. En declaraciones concedidas a Redacción Médica, califica como “rara” una prueba en la que las preguntas más complicadas han estado relacionadas con temas menos clínicos.

Íñigo Noriega, expresidente
de CEEM.

“Ha sido muy diferente a los realizados en años anteriores”, ha destacado Noriega, que ha incidido en la falta de un ‘punto medio’ en el nivel de dificultad de las preguntas. “Las relacionadas con aspectos más importantes dentro del temario, como Cardiología o Digestivo, han sido fáciles”, ha afirmado señalando a aspectos como la Farmacología y la Genética entre los utilizados para las más complicadas.

Uno de los elementos más criticados por los participantes al examen ha sido el de las imágenes. El expresidente de CEEM se ha sumado a ellas arguyendo que “había dos TAC’s que se veían mal”, con el consiguiente plus de dificultad a la hora de realizar un análisis.

“En ediciones anteriores se utilizaba un caso clínico concreto, pero en esta ocasión ha consistido en preguntas más concretas a elegir entre cinco opciones”, ha detallado sobre la estructuración de la prueba, que a pesar de tener menos longitud que los del año pasado (38 hojas en vez de 41) ha sido calificado como excesivamente largo por los médicos debido a que la tipología de las preguntas requería más tiempo para dar una respuesta.

A través de diferentes plataformas, los presentados tienen ya la posibilidad de una corrección del examen que les dé una estimación de su calificación. En ese sentido, Noriega ha indicado que “la tendencia está siendo a obtener una nota más baja que en otras ediciones”. Asimismo, ha cuestionado si la elección de temas ha sido la indicada, declarando que “no tengo claro que se vaya a hacer una discriminación correcta”. “Exámenes de este tipo favorecen más la memorización que el razonamiento lógico”, ha concluido.