12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Hospital británico utilizará perros para diagnosticar cáncer de próstata

Los estudios previos revelaron que los perros detectaban los tumores con un 93 por ciento de eficiencia

Miércoles, 12 de agosto de 2015, a las 18:45
Redacción. Madrid
El perro sigue demostrando que es el mejor amigo del hombre. En Reino Unido, el Hospital Universitario Milton Keynes ha anunciado que utilizará canes entrenados para detectar nuevos casos de cáncer de próstata a través de la orina. Es la primera vez que se pone en marcha un estudio similar en la sanidad pública británica, pero las autoridades los han aceptado por los buenos resultados obtenidos en la fase preliminar: los perros lograban detectar tumores de próstata con una eficacia del 93 por ciento.

Uno de los perros del estudio.

El estudio, que tendrá una duración de tres años, tiene por objetivo que los canes ayuden a la reducción los falsos positivos que las pruebas que se utilizan para detectar estos tumores provocan usualmente. Al contrario del análisis del antígeno prostático específico, utilizado para la detección de la enfermedad, los perros cuentan con unos 300 millones de receptores olfativos (frente a los 5 millones del ser humano) que les hace más sensibles a cualquier cambio de olor que pueda indicar la presencia de un tumor.

Claire Guest, cofundadora de la ONG Medical Detection Dogs que participará en el trabajo, ha indicado que se han utilizado perros labradores y cazadores, de la raza ‘spaniels’, ya que “les encanta encontrar cosas”. En este sentido, ha destacado el haber obtenido “índices de fiabilidad más altos que la mayoría de las pruebas existentes” gracias a un “extraordinario” sentido del olfato, tan agudo que les permitiría detectar una gota de sangre en dos piscinas olímpicas.

El estudio es solo la punta del iceberg.  Los impulsores del trabajo explican que los perros pueden detectar varios tipos de cáncer pero no están entrenados para oler directamente a un paciente, sino para identificar las partículas del olor presentes en muestras de aliento u orina. A largo plazo, los investigadores buscarán desarrollar una nariz electrónica con nanosensores que pueda imitar lo que hacen los perros. El problema, apuntan los autores, es que por ahora no se sabe qué es exactamente lo que huelen los perros, algo que tratarán de identificar en la última fase de esta investigación.

ENLACE RELACIONADO:

El acetato de abiraterona permite retrasar el uso de ‘quimio’ en cáncer de próstata metastásico (20/02/2014)