26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 16:20

Mato renuncia al registro nacional de agresiones

Su creación conllevaría una inversión económica difícil de asumir en el contexto actual

Martes, 03 de junio de 2014, a las 18:12
Cristina Mouriño. Madrid
El Ministerio de Sanidad ha renunciado a poner en marcha una base de datos común que englobe los registros de agresiones de los que disponen todos los servicios de salud ya que su puesta en marcha conllevaría una inversión de carácter económico difícil de asumir en el actual contexto de restricciones presupuestarias. Así se desprende del Informe del Grupo de Trabajo de Agresiones del Sistema Nacional de Salud (SNS) constituido dentro de la Comisión de Recursos Humanos del ministerio al que ha tenido acceso Redacción Médica.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, junto a los consejeros de Sanidad en el último Interterritorial celebrado en diciembre.


Actualmente, todos los Servicios de Salud disponen de sistemas de registro de las agresiones que sufren los profesionales, sin embargo, no existe un sistema de información del Sistema Nacional de Salud que recoja, de manera global, los registros autonómicos.

En este sentido, el ministerio aboga por una “propuesta menos ambiciosa pero viable” que consistiría en analizar los registros autonómicos y decidir cuáles son los datos más relevantes y qué interesaría que fueran facilitados por todos los servicios de salud. De esta manera, busca establecer pautas comunes para notificar de manera homogénea las agresiones ocurridas en el ámbito sanitario y en base a ello, configurar una base de datos que incluya ese conjunto de datos básicos a facilitar al ministerio por todos los servicios de salud.

El informe reconoce además que los propios servicios de salud tienen dificultades para registrar las causas de las agresiones dado que puede haber una pluralidad de causas. Asimismo, constata que los registros autonómicos utilizan distintas denominaciones para las mismas causas lo cual dificulta el llegar a tener conocimiento de la dimensión real del fenómeno, para lo que se considera recomendable la puesta en marcha de un sistema de información global del SNS que permita conocerla.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al informe del Grupo de Trabajo de Agresiones del Sistema Nacional de Salud

Sanidad y sindicatos sientan las bases del Observatorio de agresiones a sanitarios (14/05/14)