14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Un modelo asistencial integrado facilitaría el abordaje de la patología dual

Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, señala la importancia de contar con profesionales bien entrenados

Sábado, 15 de junio de 2013, a las 21:14

Redacción / Imagen: Adrián Conde / Miguel Ángel Escobar. Córdoba
El IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad ha contado con una conferencia sobre la salud mental en el Sistema Nacional de Salud, impartida por Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, que ha abordado las implicaciones asistenciales de la patología dual.

Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.

El experto ha señalado que la patología dual es la coexistencia del abuso de sustancias con un trastorno psiquiátrico, que  constituye un reto terapéutico no solo a título individual, sino también para los sistemas sanitarios que deben hacer frente habitualmente a pacientes complejos a caballo de dos medios asistenciales diferenciadas: la red de atención a drogodependencias y la red de salud mental.

Estas personas con coexistencia de enfermedad adictiva y otras patologías mentales acuden más a los servicios de Urgencias y requieren hospitalizaciones psiquiátricas, muestran conductas de riesgo e infecciones relacionadas como la infección del VIH y el virus de la hepatitis C, con conductas violentas y en muchos casos solo tienen diagnóstico de drogodependencias.

Según los datos aportados por Miguel Gutiérrez respecto a la patología dual, en 2015 el 90 por ciento de los pacientes adictos tendrá un trastorno psiquiátrico. Según el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, el amplio rango se debe a distintos factores como la heterogeneidad de las muestras, el lugar en el que son atendidos, factores relacionados con la sustancia de abuso y dificultades diagnósticas. Los estudios apuntan que para obtener unos datos eficientes, el paciente con patología dual debe ser atendido en un sistema integrado, que garantice el abordaje de la adicción y a la otra patología psiquiátrica, de forma conjunta, a largo plazo.

A modo de conclusión, Miguel Gutiérrez ha recomendado la investigación de mecanismos neurobiológicos subyacentes y la mejora del conocimiento de las enfermedades mentales en general. Otra medida interesante según el experto es el desarrollo de estrategias terapéuticas adecuadas en recursos asistenciales adaptados. Gutiérrez estima necesario que los profesionales estén convenientemente entrenados y cree que es todo un reto para los planificadores de políticas sanitarias sobre la salud mental.