Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:20

Guipúzcoa y Álava mantendrán la prestación a dependientes moderados

Bizkaia no sigue la iniciativa y pide una ley de Servicios Sociales de Euskadi

Jueves, 29 de noviembre de 2012, a las 22:04

Redacción. Vitoria
Las diputaciones forales de Guipúzcoa y Álava seguirán dando una prestación económica a las personas con dependencia moderada (Grado I). Así lo han anunciado las respectivas diputaciones forales, que se han mostrado en contra de las medidas tomadas por el Gobierno central en este campo.

Luis de Andrés y Martín Garitano, diputados generales de Álava y Guipúzcoa, respectivamente.

“A través de la aprobación de este decreto, vuelve a quedar patente el compromiso con las personas con mayor necesidad”, destaca en su comunicado la Diputación de Guipúzcoa, que ha calificado de “enorme retroceso” la moratoria en la inclusión de dependientes moderados hasta 2015.

Gracias a este decreto foral, que reconoce el derecho a las prestaciones económicas de dependencia en personal incluidas en el Grado I – Nivel 2,  300 personas podrán beneficiarse de un servicio que ya usan 1.381 usuarios y para el que el ejecutivo provincial ha destinado 325.000 euros.

Álava también seguirá atendiendo el Grado I en personas con más de tres años de empadronamiento. El diputado general, Javier de Andrés, ha anunciado además que el importe de las ayudas es superior a la media nacional. “Álava seguirá siendo un referente en la aplicación de esta ley” ha asegurado.

Los dependientes de Grado III o gran dependencia recibirán 468 euros; los de Grado II o dependencia severa 319; y los de Grado I o dependencia leve 153.

Biazkaia se ha quedado como la única de entre las tres diputaciones que no ha tomado medidas a este respecto. Su diputada foral de Acción Social, Pilar Ardanza, ha anunciado que se destinarán 90,7 millones de euros a la dependencia con los que “se mantiene el esfuerzo por dar prestación a los de Grado II y III. Además, ha manifestado su apuesta por desarrollar una ley de Servicios Sociales aplicable a todo Euskadi.