Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Lunes, 09 de febrero de 2015, a las 15:09
Redacción. Murcia
GE Healthcare va a instalar en la totalidad de los hospitales públicos del Servicio Murciano de Salud (SMS) un sistema de medición y control de las dosis de radiación de pruebas médicas. El proyecto, que se prolongará durante cuatro años, permite al SMS adelantarse en tres años a los requerimientos de la Unión Europea, que a principios de 2018 obligará a todos los centros médicos a controlar y reducir el máximo posible los niveles de radiación a los que se someten los pacientes en pruebas como los TC, las mamografías o la radiología intervencionista.

Manuel Ángel Moreno, gerente del SMS.

Según ha explicado la compañía en  un comunicado, el sistema DoseWatch controlará de manera centralizada los 80 equipos digitales de imagen médica instalados en los 10 hospitales públicos de la Región, que se convertirá “en una de las primeras regiones de Europa que aplica esta tecnología, que permite poder controlar y registrar los niveles de radiación a los que son expuestos los pacientes y puede reducir el nivel de los mismos, garantizando la calidad de imagen diagnóstica y pudiendo evitar posibles casos de sobreexposición”.

El sistema va estar integrado con los diferentes sistemas de información que se utilizan en el SMS: radiología, historia clínica y peticiones, y cubrirá los servicios de radiología, medicina nuclear y radioterapia.

Así, el sistema permite la conexión de todos los equipos digitales de diagnóstico de la Región, independientemente del número de equipos existente, tecnología o fabricante. De este modo, los médicos pueden conocer en cualquier momento el historial de exposición de un paciente, lo que es especialmente importante cuando debe valorarse la idoneidad o no de realizar pruebas radiológicas, ya que en ocasiones, para pacientes que han recibido altas dosis de radiación es más recomendable decantarse por otra prueba que exponerles de nuevo a una que suponga una nueva exposición.

Beneficios para el paciente

Según apunta GE Healthcare, los principales beneficiarios de este proyecto son los pacientes, que podrán disponer incluso de su propio historial de exposición a la radiación. Esto es especialmente relevante para los niños y para los programas de cribado de enfermedades como el cáncer de mama, en los que las pacientes se exponen a pruebas con radiaciones ionizantes.

Además, para los médicos el sistema supone también un importante beneficio, ya que dispondrán de más y mejor información para tratar a los pacientes y tomar decisiones sobre las pruebas más convenientes. Asimismo, también sale muy beneficiado el propio sistema sanitario, que podrá justificar, estandarizar y optimizar las dosis a las que se expone a los pacientes, explica la compañía.

ENLACES RELACIONADOS:


Un sistema controlará la dosis de radiación de las pruebas a las que se someten los pacientes (04/01/15)

El control de la dosis radiológica permitirá una atención de mayor calidad (03/06/14)