26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 21:30

Frente contra la ‘independencia’ de las Urgencias

“Genera discriminación entre especialidades y desigualdades en el ámbito estatal”, según reza en el manifiesto conjunto

Martes, 27 de enero de 2015, a las 12:12
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
La limitación del acceso a las Urgencias hospitalarias promulgada por Andalucía es “un error”. Así lo afirman cinco sociedades científicas nacionales (las tres de Atención Primaria –Semfyc, Semergen y SEMG–, la SEMI y la Semicyuc) en un manifiesto conjunto que han lanzado para rechazar la resolución del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y exigen su inmediata modificación.

La norma autonómica que establece que solo los médicos con título de especialista en Medicina Familiar y Comunitaria a los servicios de Urgencias hospitalarias “genera discriminación entre especialidades y crea desigualdades en el ámbito estatal”. Los presidentes de las cinco sociedades argumenta, en este sentido, que hay profesionales “que no pueden acceder a una plaza” en esta comunidad, mientras que sí lo pueden hacer en el resto del país.

Los tres entes de AP, el de Medicina Interna y el de Intensiva consideran que la medida “es un error”, a la hora de excluir profesionales que ofrecen “un enfoque integral y coste eficiente” que permite, además, la reducción de la solicitud de consultas a otros especialistas hospitalarios.

En contra del área de capacitación específica

Y el documento va a más, hasta el punto de que los firmantes indican que la ‘independencia’ del servicio “parece poco apropiada y restrictiva”. Esto viene a colación de que la resolución del SAS va en contra, a juicio de las cinco entidades, de la “voluntad” de la futura área de capacitación específica (ACE) en Urgencias, que ha puesto en marcha el Gobierno central.

En relación, las sociedades firmantes manifiestan que la norma “limita el área de conocimiento, lo que se traduce en un desaprovechamiento de la formación que aportan otras especialidades. Finalmente, en el último punto del documento se subraya que la decisión unilateral de Andalucía sirve para el fomento de “conflictos laborales con profesionales de diferentes especialidades”, dándose la paradoja, a juicio de estas organizaciones, de que éstos “llevan años demostrando una buena praxis en los servicios de Urgencias hospitalarias”.

ENLACES RELACIOADOS:

El SAS declara la independencia de sus servicios de Urgencias (13/01/15)