Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

Feafes advierte de las consecuencias de los recortes en salud mental

La Federación propone alternativas a la crisis a través de un comunicado

Jueves, 10 de octubre de 2013, a las 10:58

Emma Vaquero. Madrid
La Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (Feafes) ha organizado una Jornada Técnica en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad bajo el título “Alternativas Frente a la Crisis. El Valor de Nuestros Derechos”.

José M. Sánchez, presidente de Feafes.

Para el movimiento asociativo Feafes, la política de recortes actual sirve para “reclamar una mayor atención y una asistencia adecuada, tanto desde el punto de vista social como sanitario”. Así lo afirma el presidente de la Confederación, José María Sánchez Monge, quien durante la conferencia, celebrada con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, ha expresado su preocupación apuntando las dificultades económicas por las que atraviesa el colectivo de personas con esta enfermedad.

“Existen alternativas para ofrecer una atención justa y adecuada a las personas con problemas de salud mental, como son la atención precoz, la continuidad en los tratamientos y el apoyo a la autonomía de las personas” ha señalado Sánchez Monge. Estas son las claves en las que se basa el manifiesto expuesto en el evento, y emitido esta semana por la Federación, el cual ha sido redactado por el Comité de Personas con Enfermedad Mental de esta organización. Mediante una “sensibilidad nueva” para reflexionar y buscar nuevos modelos de sociedad, en el manifiesto se considera que es tiempo de oportunidades, y se incluyen  una serie de soluciones como son la creación de planes individualizados de atención, el desarrollo y mantenimiento de los Equipos de Intervención Familiar, el apoyo domiciliario para disponer de los equipos de salud mental y favorecer así la adherencia al tratamiento, y la creación de equipos multidisciplinares para atender a los pacientes y a sus familias.  

Desde la Federación advierten, que “recortar en programas de acompañamiento e integración conlleva un aumento del gasto farmacéutico y de los ingresos hospitalarios”.