El concurso es considerado inviable jurídica y técnicamente, y contra él ya habría precedentes en las CCAA



23 abr 2015. 11.56H
SE LEE EN 3 minutos
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
La desestimación por parte del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales (TARC) de Andalucía del recurso presentado por Roche al concurso de equivalentes terapéuticos de Andalucía da luz verde a esta particular ‘subasta’, que se ha vuelto a encontrar con el rechazo en bloque de la industria farmacéutica.

Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria.

Como primera espada de este frente está Farmaindustria. Fuentes de la patronal indican que no comparten la decisión del tribunal administrativo y confían en el recurso contencioso-administrativo que se puso en su momento en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía para poner freno al concurso.

Asimismo lamentan que “no se resuelve el asunto de fondo el de los equivalentes”. De hecho, advierten de que el TARC solo valora la capacidad de ahorro que genera el concurso y no tiene en cuenta que es la propia Ley del Medicamento la que impide que se puedan formar lotes de productos bajo el criterio de la indicación terapéutica en vez del principio activo.

De hecho, dichas fuentes avisan de que el pasado 10 de abril se habría generado un precedente. En esta fecha, el Tribunal Central de Recursos Administrativos  dio la razón a los recurrentes y anuló un acuerdo marco propuesto por Comunidad Valenciana (que no cuenta con tribunal de recursos administrativos propio) en el que se proponía un lote de epoetinas en el que había biosimilares de diferentes compañías.

El órgano resolvió que esta formulación no era posible ya que, a pesar de ser biosimilares, eran diferentes principios activos y, por tanto, no podían formar un lote conjunto. De hecho, la administración levantina reconoció su error cuando procedió al cambio.

Con todo, y a pesar de este caso, Farmaindustria recuerda que “no hay jerarquía entre este los tribunales administrativos”, razón por la que esta resolución no ha tenido efecto sobre el dictamen del TARC.

Andreas Abt, D. G.  de Roche.

No es viable jurídica ni técnicamente

Por su parte, la compañía que interpuso el recurso rechazado, Roche, asegura que no va a parar en sus empeño para frenar este concurso. Según indica a Redacción Médica, “se sumará  a los múltiples recursos ya existentes ante los tribunales para que allí se discuta el objeto del acuerdo marco”. Y es que sigue considerando que el concurso no es viable “jurídica ni técnicamente”, además de que se ha quedado “obsoleto ante las novedades en los tratamientos y los cambios en las indicaciones de los fármacos durante los últimos dos años, así como ante la nueva legislación estatal que reserva las posibles declaraciones de  equivalencia terapéutica a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)”.

ENLACES RELACIONADOS


Andalucía resucita los equivalentes terapéuticos (20/04/15)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.