12 dic 2018 | Actualizado: 17:35

Extremadura: avanzando en la alianza entre lo sanitario y lo social

La comunidad lidera el cambio tecnológico hacia un modelo mejor coordinado e integral de servicios sanitarios y sociales

lun 23 marzo 2015. 17.36H
Redacción. Madrid
La coordinación sociosanitaria es un objetivo que desde hace muchos años persiguen las administraciones en España y anhelan los sectores implicados y sobre todo los usuarios, que son quienes sufren las consecuencias directas de la fragmentación de los sistemas de prestación de este tipo de servicios.

Hablar de alianza entre lo sanitario y lo social es hablar de una profunda evolución. De un cambio de paradigma que está siendo abordado en España por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, el Imserso, Red.es y por las comunidades autónomas, todas implicadas en esta necesaria transformación, que hace tiempo fue elevada a la categoría de necesidad y que ahora, posiblemente por las lecciones de la crisis económica, está considerada como una cuestión ineludible.

El consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, presenta la iniciativa.

De hecho, ya existe un grupo de trabajo en el Ministerio y el IMSERSO denominado “Pacto Sociosanitario”, en el que Extremadura espera ser, como ya lo es en el ámbito de la interoperabilidad de la receta electrónica, un referente en lo relacionado con el sistema de información que permita gestionar este espacio común.

Precisamente, en este contexto, Extremadura ha desarrollado el proyecto denominado Espacio Sociosanitario Único, una plataforma de gestión del más alto nivel que supone pasar de los grandes planes a las grandes acciones y que catapulta a Extremadura al liderazgo nacional en esta materia.

El Espacio Sociosanitario Único es una plataforma que permite la centralización y gestión unificada de toda la información sanitaria y de los ámbitos de la dependencia y de lo social, que además el ciudadano tendrá contenida en una única tarjeta y que tendrá accesible a través de Internet mediante ‘Mi carpeta sanitaria’, uno de los proyectos que presentó el presidente José Antonio Monago en el reciente Consejo Extraordinario de Gobierno celebrado en Trujillo.

Extremadura cuenta con el sistema de información sanitaria más potente de España y de Europa, el sistema JARA. No obstante, en la parte sociosanitaria, es decir, en la relativa a la gestión de la Dependencia y de la Discapacidad no estaba igual de avanzada, y aún había muchos expedientes que se gestionaban en papel y usando herramientas de ofimática muy poco a la altura de la agilidad que requieren los usuarios.

En estos dos últimos años, el Gobierno de Extremadura, a través de la Consejería de Salud y Política Sociosanitaria, ha llevado a cabo una ardua tarea para construir sistemas de información para estos dos ámbitos que estén al nivel de las potencialidades que ofrece JARA.

Esta herramienta permitirá realizar un mejor seguimiento de los pacientes desde el ámbito sanitario y social.

El sistema de información para la gestión de la Discapacidad empezó a funcionar en los dos Centros de Atención a la Discapacidad (CADEX) el pasado 1 de marzo, y la comunidad autónoma ya está trabajando en la formación de todas las personas que usarán el conocido como JARA de la Dependencia. De hecho, dentro de 10 días, empezará la segunda fase de esta formación en la que están implicadas más de 600 personas.

Este amplio avance tecnológico, que es la base para la generación del Espacio Sociosanitario Único que bebe de estas tres estas fuentes de información para crear la historia sociosanitaria única para cada paciente en la que están recogidos todos sus datos clínicos y los datos del resto de servicios que reciben relacionados con la atención a la Dependencia y a la Discapacidad.

La historia sociosanitaria única puede ser vista por distintos tipos de profesionales, desde sanitarios, trabajadores sociales, prestadores de recursos y servicios, hospitales, centros de salud, residencias, la administración local, entre otros, evidentemente, cada uno con acceso a información relacionada con su área específica de actuación y garantizando en todo la protección de los datos del usuario.

Esta historia sociosanitaria única está contenida en una sola tarjeta de identificación que tiene cada ciudadano y que es la llave que permite abrir la información para cada usuario del sistema sanitario y sociosanitario. 

Son múltiples las ventajas que se generan con la creación del Espacio Sociosanitario Único pero casi todas se resumen en ganar en eficiencia y calidad en favor de las personas. Gracias a este importante proyecto impulsado por el Gobierno de Extremadura y que cuenta con una inversión de 3 millones de euros, los extremeños recibirán una respuesta más ágil y adecuada a sus necesidades y podrán beneficiarse de las ventajas de la gestión telemática y del acceso desde la comodidad de su casa a sus datos sociosanitarios en tiempo real.

Promoverá un rol más activo de los pacientes.

Desarrollar un modelo de atención que esté centrado en las personas implica que estas puedan desempeñar un rol más activo. Por eso, dentro de esta estrategia se encuadra el proyecto ‘Mi carpeta sanitaria’, que permite que los ciudadanos consulten su historia clínica y sociosanitaria o el estado de sus próximas citas médicas, y, al mismo tiempo, puedan interactuar incluyendo datos tales como sus constantes vitales actualizadas.

Formar al paciente y contribuir a su emponderamiento es otra de las ventajas que aporta este espacio sociosanitario, en el que el autocuidado se potencia a través de información útil que cada usuario podrá consultar en función de sus prioridades y circunstancias. Además de ver sus propios datos, los ciudadanos podrán consultar manuales, noticias o campañas informativas de todo tipo que estarán a su alcance con su simple clic.

La gestión de la cronicidad y la atención adecuada a los pacientes con enfermedades crónicas es otro puntal básico del Espacio Sociosanitario Único, que plantea una visión de 360 grados para atender esta realidad. En este espacio común quedarán definidas las unidades familiares, asociando indicadores y factores de riesgo a cada paciente; además, se facilitará su inclusión en programas de atención específicos para prevenir y anticiparse a futuras dolencias o situaciones de dependencia.

Desde el punto de vista de los profesionales, esta estrategia también implica varias mejoras que se traducen en una importante descarga del papeleo que muchas veces entorpece su trabajo diario. Con la creación de este espacio, todos los trámites podrán realizarse de forma telemática, con firma digital y archivo documental, lo que supondrá también agilizar los tiempos de respuesta al ciudadano.

A lo anterior se suman herramientas para la gestión de rutas de los equipos sanitarios y sociosanitarios que realizan acciones en el domicilio de los usuarios, agendas y herramientas de movilidad muy prácticas; así como intranet para foros de debate y de participación que les permitan intercambiar experiencias.

Con esta ambiciosa estrategia, que sin la colaboración del Ministerio de Sanidad, el Imserso y Red.es no habría sido posible y que estará completamente ultimada a finales de 2015, Extremadura confirma su vocación de liderazgo en la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación en el ámbito de la salud, que ya le ha valido varios premios a nivel nacional.