Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Europa proyecta una “macrocentral” de compras sanitarias

La nueva legislación permitiría a los Estados miembro comprar medicamentos o vacunas de forma conjunta para reducir el precio y garantizar un acceso equitativo durante crisis sanitarias

Lunes, 15 de octubre de 2012, a las 00:36

Javier Leo / Imagen: Consejo de Europa. Madrid
El Comité de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo ha aprobado, con 56 votos a favor, ninguno en contra y 6 abstenciones, el Proyecto de Ley contra amenazas sanitarias transfronterizas, propuesto por la Comisión Europea después de las recientes crisis provocadas por la bacteria E. Coli o la gripe A. Entre las novedades destacadas de esta ley, que será votada en la Sesión Plenaria del Parlamento de Estrasburgo del mes de noviembre, se encuentra la posibilidad de que los Estados miembro se adhieran a una “macrocentral” europea encargada de comprar medicamentos o vacunas de forma conjunta en casos de crisis sanitarias internacionales.

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo.

Esta nueva posibilidad, explican desde el Parlamento Europeo, permitirá una reacción más rápida, con un menor desembolso y un acceso más equitativo a los fármacos y las vacunas cuando Europa se deba enfrentar a epidemias o problemas de seguridad alimentaria transfronterizos. Para una mejor respuesta de la Unión Europea (UE) ante estos casos también está previsto reforzar el Sistema de Alerta y Respuesta Temprana europeo (EWRS), que se encargará de ayudar a identificar la naturaleza de la amenaza sanitaria y su alcance, así como de coordinar la reacción de todos los Estados miembro, incluidas sus campañas de comunicación.

El texto también introduce la posibilidad de activar una “Emergencia sanitaria” europea, un mecanismo legal que permitirá acelerar el aprovisionamiento de los medicamentos necesarios para combatir la crisis. Bajo el actual marco normativo, la UE necesita esperar a la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poder declarar una emergencia internacional entre continentes. Por último, el proyecto también prevé endurecer las condiciones para ser miembro del EWRS, con declaraciones de intereses “exhaustivas” que garanticen su objetividad en los dictámenes.