Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20
Lunes, 24 de noviembre de 2014, a las 13:20
Redacción. Alicante
La Unidad de Endoscopia del Hospital General Universitario de Alicante acoge durante esta semana la trigésimo segunda edición del curso 'Sedación Profunda en endoscopia', con el fin de proveer de conocimientos para la administración de sedación profunda con propofol en endoscopia digestiva diagnóstica y avanzada.

Juan Antonio Casellas, jefe de la Unidad de Endoscopia Digestiva del Hospital General Universitario de Alicante.

Una técnica con la que los pacientes que se someten a esta prueba diagnóstica esencial en el tratamiento, prevención y detección precoz de los tumores digestivos, no sufren ningún dolor durante la exploración.

El curso, que se imparte a grupos pequeños para posibilitar el desarrollo de las prácticas en las salas de endoscopia, plantea la práctica de una programación normal de gastroscopias, colonoscopias y endoscopias terapéuticas. El objetivo principal es participar activamente en la sedación mediante valoración previa del paciente, monitorización, manejo de la bomba de perfusión y reanimación postsedación.

Durante el presente año, la unidad de Endoscopia Digestiva del hospital ha realizado más de 50.000 endoscopias con sedación profunda, gracias a su larga experiencia, pues comenzó a utilizar esta técnica en el año 2004. Como ha asegurado el jefe de esta unidad, Casellas, “tan sólo el 10 por ciento de los procedimientos se realizan bajo el control de un anestesiólogo, en pacientes de alto riesgo o que precisan una terapéutica compleja”.