17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

“España tiene un notable en el número de mujeres que son directivas en el sector biotecnológico“

Rosario Cospedal, directora general de Genómica, del Grupo Zeltia, considera que no hay diferencias entre hombres y mujeres en su rango

Martes, 13 de noviembre de 2012, a las 14:19

Rosario Cospedal.

Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
“Se podrían contar con los dedos de la mano las veces que me he reunido con directivas europeas mujeres”, mientras que en España el número es parejo en representantes de ambos sexos entre los altos cargos de las compañías biotech. Por eso, Rosario Cospedal, directora general de Genómica, del Grupo Zeltia, considera que el país “tiene un notable en el número de mujeres que son directivas en el sector biotecnológico”. De hecho, en la compañía que dirige, hay más mujeres que hombres en puestos de dirección

Para empezar,  Cospedal opina que “no se debería diferenciar entre directivos y directivas; tan sólo hay que creerse el proyecto y asumir el riesgo”. En todo caso, la distinción radica en que “tendemos a hacerlo de una forma distinta, con diferentes ideas y formas de organizarse”.  Pero la diferencia fundamental está “en la capacidad de estas mujeres de renunciar al liderazgo para anteponer su vida personal, aunque los hombres cada vez se acercan más a esta postura”.

En este sentido, indica que “la administración pública tiene aún el reto de continuar promocionando a la mujer en la empresa. Para ello va a ser necesaria un transformación cultural profunda”. Sin embargo, apunta que esta transformación ya está en marcha, “y que a nuestros hijos les va a llegar.

Cospedal explica su experiencia en Europa.

Biotecnológicas nacionales, a la altura

Cospedal ha abordado estas cuestiones durante la celebración del Foro de Mujeres Líderes en Biotecnología que ha organizado Aliter en Madrid este martes. Respecto al panorama que se abre ante el sector biotecnológico español en tiempos de crisis, indica que “la biotech española está a la altura de la de los países extranjeros. Animo a todos los directivos y compañeros a defender la marca España”.

Asimismo, considera que, ante la crisis, “hay que ser más flexibles, porque el mercado está cambiando. En este sentido, el hecho de las biotecnológicas sean compañías pequeñas es una ventaja, de hecho, para cambiar el rumbo”.