20 nov 2018 | Actualizado: 12:50

España aspira a duplicar la media europea de donantes en 2015

Prevén cerrar el presente ejercicio con un total de 38 donantes por millón de habitantes

Martes, 02 de junio de 2015, a las 14:34
José A. Puglisi. Madrid
El ‘Modelo Español de Trasplantes’ sigue rompiendo records. “La innovación ha sido la clave para que España se convirtiera, en pocos años, en líder mundial en trasplantes. Un esfuerzo que nos permitirá alcanzar los 38 donantes por millón de habitantes en 2015”, ha explicado Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes, en la presentación de los resultados del Archieving Comprehensive Coordination in Organ Donation Throughout the European Union (Accord). Unas donaciones con los que se superan los índices alcanzados por países como Estados Unidos y se duplica la media europea.

De izquierda a derecha:
Jesús Molinuevo, Rafael Matesanz y Eduardo Miñambres.

El aumento de los donantes ha sido impulsado por el aumento de la donación en parada cardíaca en un 68 por ciento, así como en las donaciones por muerte encefálica en un 7 por ciento. La Organización Nacional de Trasplantes indica, además, que en los cinco primeros meses del año ya se han registrado un nuevo incremento en el número de donantes (14 por ciento) y de trasplantes (12,9 por ciento).

Las donaciones en parada cardiaca, que representan el 18 por ciento del total, alcanzaría los 350 donantes en 2015, 150 más que el año anterior. Sin embargo, Jesús Ángel Molinuevo, presidente de la Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer), ha recordado la importancia de corregir lo antes posible las diferencias que existen entre comunidades autónomas, siendo más sencillo encontrar un donante en algunas por encimas de otras. En este sentido, Madrid y Cantabria son las comunidades con mayor número de donaciones en el país. 

Con estos resultados, España se posiciona como tercer país europeo con mayor número de donaciones por número de habitantes, sólo siendo superado por Inglaterra y Holanda, a quienes “esperamos superar en pocos años si mantenemos la tendencia creciente que se ha venido consolidando en las últimas décadas”, precisa Matesanz. Ante el éxito de este modelo, otros países europeos como Croacia, Portugal y Bélgica lo han adoptado, lo que les ha permitido mejorar sus datos en breve plazos de tiempo.

Expansión europea

El ‘Modelo Español de Trasplantes’ ha sido implementado, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en el Accord, programa más importante de la Unión Europea en donación y trasplantes de órganos en el que, bajo el liderazgo de España, participan 23 países europeos y 10 instituciones como socios colaboradores.

La implementación de este modelo ha permitido que, en tres años, el número de donantes en Europa se incrementase un 7,5 por ciento, pasando de 9.206 donantes en 2010 (18,3 por millón de habitantes) a 10.000 donantes (19,5 por millón de habitantes), por lo que, en 2013, se realizaron un total de 31.165 trasplantes, el 50 por ciento de las necesidades de la región. Unos resultados que han puedo en evidencia la importancia de que los intensivistas incorporen, de manera sistemática, la donación como parte de los cuidados finales de la vida y con previa autorización de los familiares.

“El papel de los intensivistas es prioritario para el número de trasplantes, así como la concientización todos los expertos de los hospitales. Sin estas dos piezas, no se hubiese logrado el crecimiento durante décadas en el número de donaciones en España”, indica Eduardo Miñambres, coordinador de Trasplantes de Cantabria.

Accord también ha permitido analizar el papel de las UCIS en el proceso de donación y estudiar la seguridad de la donación renal de vivo, así como facilitar programas de hermanamiento entre los países de la Unión Europea para promover la implementación de la Directiva Europea y el Plan de Acción en países con necesidad de apoyo. Un gran esfuerzo que, con el modelo español como ruta a seguir, está siendo desarrollado por grupos de trabajo de Reino Unido, Holanda y Francia.

Estudiando las UCI

El estudio sobre el papel de las UCI, realizado por Accord, ha realizado una revisión prospectiva de las historias clínicas de 1.670 pacientes fallecidos en un período de seis meses por daño cerebral y menores a 80 años, tomando por muestra 67 hospitales de 15 países (Alemania, España, Eslovenia, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Portugal y Reino Unido). Un análisis que ha permitido descubrir que tan solo el 77 por ciento de los posibles donantes no cedieron sus órganos a terceros.

En España, donde se evaluaron 17 hospitales, los resultados estuvieron por encima de la media europea. Es decir, de los 413 posibles donantes, el 30 por ciento realizó donación de órganos, mientras que en el resto del continente sólo se obtuvo el 17 por ciento. A lo que se suma que el 8 por ciento de los posibles donantes fueron ingresados en una UCI con el objetivo de incorporar la donación como parte de los cuidados al final de la vida. “La detección de donantes en muerte encefálica está claramente optimizada en nuestro país”, precisa el director de la Organización Nacional de Trasplantes.

Ante el amplio margen de mejora, en España están previstas dos medidas: estrechar aún más la colaboración entre los coordinadores de intensivistas y profesionales que atienden a pacientes neurocríticos fuera de las UCIS y transmitir la importancia de las donaciones en parada cardiaca e implementar programas específicos en hospitales más pequeños. Hasta la fecha, solo 42 hospitales españoles en 13 comunidades autónomas cuentan con programas dedicados a este tema, siendo signatura pendiente en Aragón, Islas Baleares, Asturias y La Rioja.