Redacción Médica
17 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:00

Médicos y enfermeros apuestan por una “política agresiva de genéricos”

Rodríguez Sendín y González Jurado lamentan que los profesionales no sean consultados, y piden la creación, mediante ley orgánica, de una agencia estatal de sanidad

Jueves, 04 de abril de 2013, a las 13:40

Redacción / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El documento ‘La alternativa de los médicos y enfermeros para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud’, presentado este jueves en Madrid, recoge las 85 propuestas de estos profesionales para hacer viable el sistema sanitario español “preservando su calidad, así como todos sus principios y derechos”. De las 85 medidas presentadas, 11 se refieren a medicamentos, y una de ellas apunta a una “política agresiva en materia de medicamentos genéricos”.

Rodríguez Sendín evita juzgar la gestión de Ana Mato: “Es la ministra del Gobierno, y nosotros somos sus interlocutores”.

González Jurado, sobre las pretensiones del estudio: “Ahora hay un posicionamiento oficial de las dos profesiones”.

En su elaboración han participado más de 9.000 personas, incluidas profesionales sanitarios, pacientes y expertos. Tanto Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), como Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), han lamentado que las administraciones públicas no cuenten con el criterio del profesional sanitario para llevar a cabo una necesaria reestructuración del sistema.

San Segundo habla de las medidas que afectan a los profesionales, como “la eliminación por ley de las peonadas”.

Para tener en cuenta la valoración de estos profesionales, el documento presentado propone la creación de una ‘agencia estatal de sanidad’, como ha ampliado González Jurado. “El Consejo Interterritorial, por ley, no puede ser ejecutivo; sin embargo, puede crearse por ley orgánica una agencia en cuyo órgano de gobierno estemos los profesionales”, ha dicho el presidente del Consejo de Enfermería, quien, a modo de ejemplo, ha puesto la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), “que puede adoptar acuerdos ejecutivos”.

El documento presentado por los profesionales sanitarios también considera “imprescindible y urgente llegar a un pacto de Estado por la sanidad, porque “todas las alternativas para la suficiencia y la sostenibilidad deben articularse desde el diálogo y el consenso político, institucional, profesional y social -no sólo político- que debería contemplar la reforma del SNS para los próximos años de cara a preservar y mantener tanto sus principios, su esencia y su sostenibilidad. Esto aún no ha ocurrido a pesar de las insistentes y reiteradas peticiones que se están realizando desde el mundo profesional sanitario”.

Las “recomendaciones estratégicas” del informe señalan que el pacto debe defender una sanidad “universal, pública y financiada mediante impuestos”. “El pacto debe garantizar la igualdad y equidad en todo el territorio del Estado español mediante una financiación realista, estable y finalista”. Otra de las recomendaciones es que ese acuerdo “implique y corresponsabilice a los pacientes junto a los profesionales en el mejor uso de los recursos diagnósticos y terapéuticos”. Asimismo, “cualquier avance en la colaboración público-privada debe contar con el suficiente consenso profesional y social”.

Representantes de la Organización Médica Colegial y del Consejo General
de Enfermería han asistido a la presentación del documento.

En este sentido, Rodríguez Sendín ha defendido el modelo público actual: “Tenemos un SNS que nadie debería atreverse a cuestionarlo como el mejor. Tenemos una amplísima cartera de servicios, con unos buenos resultados y con unos costes que siguen siendo ejemplares, con reconocimiento internacional. Yo no comprendo cómo alguien puede atreverse a variar el modelo. Se pueden introducir mejoras importantísimas, para ello es fundamental firmar el pacto”.

En su defensa del modelo sanitario español, Rodríguez Sendín ha querido diferenciar entre “externalizar” y “privatizar”, y ha analizado el caso de Madrid: “Curiosamente, van a privatizar la gestión de seis hospitales los mismos que hicieron esos centros, y que ahora no saben si son necesarios. Lo harán con los mismos argumentos, es decir, sin información, sin planificación y sin justificación. En estas cuestiones debe haber más transparencia, más evaluación pública, más cuentas y más debate entre los expertos. Si la razón por la que quieren privatizar los hospitales es la falta de financiación, entonces no tiene nada que ver con el modelo. No debemos cambiar el sistema con la disculpa de que no tenemos el suficiente dinero. Además, tampoco está comprobado que otros modelos gasten menos dinero. La decisión de los políticos es ‘porque sí’, y nosotros les pedimos explicaciones”.

Máximo González Jurado y Juan José Rodríguez Sendín, durante la rueda de prensa.

Una de las propuestas de este documento en el apartado ‘Política retributiva al 2020 y Recursos Humanos’ es “la eliminación por ley de las peonadas”, la cuarta medida que, a juicio de los encuestados, podría suponer un mayor ahorro. Según Juan José Rodríguez Sendín, “es la respuesta que han dado los encuestados ante una propuesta planteada por los expertos”. “Creemos que las peonadas debían haber sido revisadas hace mucho tiempo. Ellos las consideraban como una perversión, algo que no es nada nuevo, ya se ha comentado muchas veces. Hay que ajustar las respuestas a las necesidades, para cubrir todas las actividades, de una manera más adecuada. La encuesta dice que hay que modificar el mecanismo por el que se incentiva a los profesionales”, ha dicho.

Según las conclusiones del trabajo, la “igualdad y la equidad” son las medidas a tomar más aceptadas por los encuestados, en concreto, “la igualdad de derechos y garantía de accesibilidad del paciente en todo el territorio nacional, así como el empleo de una tarjeta sanitaria única e inteligente para el SNS”, como ha explicado José María San Segundo, coordinador del informe y director de la empresa ‘Análisis e Investigación’. Otra de las prioridades que ha observado la población consultada ha sido la “necesidad de abordar reformas políticas que permitan cambiar significativamente los ámbitos de la ordenación y la gobernanza”.

Como idea final, según ha destacado González Jurado, el documento dice que “el SNS logra un alto reconocimiento por parte de los expertos, los profesionales y los ciudadanos”. “Los cambios y mejoras propuestas inciden en tres puntos, su reforzamiento, la búsqueda de la eficiencia y la mejora de su gobernabilidad”, ha destacado el presidente del Consejo General de Enfermería, quien también ha hablado del “modelo de gestión politizada”: “Los distintos agentes que han participado en el estudio señalan la necesidad de cambiar dicho modelo y realizar reformas como el aligeramiento y racionalización de las estructuras gerenciales, un nuevo sistema retributivo para los equipos directivos, la selección de los jefes de servicio por méritos y de manera competitiva, y la creación de un estatuto jurídico del directivo”.

Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la OMC, junto con Pilar Fernández, vicepresidenta del CGE. A la dcha., representantes de la Comisión Permanente de la OMC: Ricard Gutiérrez, vicepresidente; Serafín Romero, secretario general, y José María Rodríguez Vicente, tesorero.