Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El trasplante cardiaco sigue sin racionalizarse

La ONT respalda el manual del Hospital Marqués de Valdecilla como el modelo a seguir

Lunes, 04 de noviembre de 2013, a las 12:29

María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La presentación de un manual sobre trasplante cardíaco editado por el Hospital Marqués de Valdecilla ha servido para que el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, haya vuelto a llamar la atención sobre la necesidad de racionalizar las Unidades hospitalarias dedicadas a esta intervención. De las 18 existentes, Matesanz eliminaría cuatro que no cumplen con los criterios de actividad mínimos.

 El gerente de Valdecilla, César Pascual; el director de la Organización Nacional de Trasplantes, Rafael Matesanz; y Jesús Gutiérrez-Morlote, jefe de Servicio de Cardiología del Hospital Marqués de Valdecilla.

Desde la ONT recuerdan que el documento sobre ‘Criterios de Planificación de Trasplantes’ fue aprobado por el Consejo Interterritorial del pasado marzo, pero a dos meses para que acabe el año, las comunidades autónomas no lo han llevado a cabo. Y por respeto a esas competencias autonómicas, Matesanz no ha querido especificar de qué hospitales se trata. Sí ha dicho que se encuentran “tanto en comunidades pequeñas como grandes”. En el citado documento, tras una evaluación realizada en 2012, se puso de manifiesto que eran seis los hospitales que no llegaban a las expectativas de la ONT (Virgen de Arrixaca; Clínica Universitaria de Navarra; Miguel Servet; Clínico de Valladolid; Asturias; Clínic i Provincial) en el trasplante cardíaco adulto, mientras que las Unidades de infantil sí cumplían las previsiones. Según sus cálculos, la cifra “ideal” para una Unidad es que realice 20 trasplantes cardíacos, siendo 15 el límite para una actividad “aceptable” que justifique su existencia. El director de la ONT ha explicado a Redacción Médica que el mensaje que dio en su día al Ministerio de Sanidad “está totalmente claro” y aunque el número de estas Unidades no ha disminuido por ahora sabe que “se han producido algunos contactos entre Unidades de diferentes autonomías”.

César Pascual revela las claves del manual.

Matesanz llama a racionalizar las Unidades de trasplante.

Valdecilla, referente en la zona cantábrica

Matesanz ha dejado de manifiesto en la presentación de la obra del Hospital de Valdecilla que se trata de un buen ejemplo de modelo de unidad que debería imperiar en el país. Referente para Cantabria, País Vasco y La Rioja, la actividad trasplantadora del hospital santanderino es la tercera más importante de España, siendo uno de los dos centros (junto al Doce de Octubre de Madrid) que cuenta con certificado de Calidad ISO para todo el proceso de donación y trasplante. En la rueda de prensa celebrada en la sede de la ONT han estado presentes Jesús Gutiérrez-Morlote, jefe de Servicio de Cardiología de Valdecilla, y el gerente, César Pascual, quien ha resaltado que el centro apuesta por “generar valor y calidad más que volumen”.

Baja la lista de espera

Los pacientes que esperaban este tipo de trasplante han disminuido en un 50 por ciento, un descenso que se ha manifestado en la última década y que es uno de los argumentos para aconsejar la racionalización de Unidades antes mencionada. Entre las causas de este hecho, se encuentra una mejora de los tratamientos de insuficiencia cardiaca, que hace que disminuyan las indicaciones para el trasplante, pese a que el número de donantes crezca (añosos, principalmente).

El trasplante renal es el que acumula más Unidades que no llegan al mínimo deseable

En 2012, la ONT analizó el funcionamiento de otros cinco tipos de trasplante (pulmonar, hepático, renal, páncreas). En trasplante pulmonar, los hospitales acreditados superaban el mínimo “tolerable” (15 intervenciones), salvo el Doce de Octubre. En el hepático, con una actividad mínima marcada en las 25 operaciones por equipo y actividad en adultos se consideró que no cumplían estos mínimos los hospitales Infanta Cristina (Badajoz); Clínica Universitaria de Navarra; Marqués de Valdecilla (Santander); y Puerta de Hierro (Madrid); mientras que la actividad de trasplante infantil se señalaba al Doce de Octubre y La Fe de Valencia como no aptos.

En el trasplante renal, el número de hospitales que no llegan a la actividad mínima se dispara: Fundación Jiménez Díaz; Puerta del Hierro; Insular de Gran Canaria; Virgen de la Salud de Toledo; General de Albacete; Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela; Clínica Universitaria de Navarra; Infanta Cristina (Badajoz); y Gregorio Marañón. Este último no ‘pasó’ la evaluación de la ONT (25 trasplantes en los últimos 5 años) en el ámbito pediátrico.

La actividad trasplantadora en el área pancreática se mostró especialmente insuficiente (menos de 30 intervenciones en 5 años) en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela; la Arrixaca (Murcia); Badalona y Marqués de Valdecilla.