Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 07 de septiembre de 2012, a las 15:36

Redacción. Zaragoza
El secretario general del Sindicato Médico (CEMS) en Aragón, Lorenzo Arracó, se ha manifestado "razonablemente optimista" por la "muy buena disposición" del consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, a negociar, tras reunirse con él.

Lorenzo Arracó.

Este sindicato ha convocado una huelga de una semana, en el caso de los hospitales, en la semana del 24 al 30 de septiembre, y para atención primaria y enfermería, la semana del 1 al 7 de octubre.

Arracó ha precisado, que el primero de "los motivos para la huelga era, precisamente, la falta de negociación". Ahora, tras repasar los asuntos "y ver que en todos era posible llega a un punto de encuentro, a través del Servicio Aragonés de Salud, el lunes de la semana que viene, empezaremos a negociar cada uno de ellos".

Al respecto, ha apuntado que tanto el sindicato como el Departamento de Sanidad están "abiertos" a poder llegar a un acuerdo, que si se lograra supondría poner fin a la convocatoria de huelga.

Por su parte, desde el Departamento de Sanidad han indicado que, tras tres horas de reunión, el balance es positivo porque "ha habido diálogo", si bien ha sido una "primera reunión" y "quedan cosas por hablar" y los técnicos del Salud deben valorar una serie de cuestiones por lo que se abre un periodo de trabajo "para llegar a pntos de encuentro".

Esta reunión se ha celebrado a petición del consejero de Sanidad, que también ha solicitado otras el lunes, martes y miércoles con el Sindicato de Enfermería (SATSE) en Aragón, la organización de médicos FASAMET, Comisiones Obreras, UGT y CSIF.