Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:35
Miércoles, 15 de julio de 2015, a las 18:12
Redacción. Barcelona
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha pedido a la Consejería de Salud que active campañas de concienciación social sobre la importancia de las vacunas desde una perspectiva que vaya más allá de la protección individual y que destaque los beneficios colectivos para la salud de niños y adolescentes.

Rafael Ribó.

En un comunicado, el Síndic defiende que se haga un seguimiento de las recomendaciones que el personal sanitario dirige a las familias, apuesta por que se actualicen los conocimientos del colectivo médico y para que se promueva la formación a otros profesionales que atienden niños y adolescentes desde el ámbito social y educativo.

También ha pedido que se extreme la difusión de las consecuencias que se puedan derivar de la falta de vacunación para la salud individual y colectiva de niños y jóvenes, y ha considerado que se tiene que trabajar para aumentar la responsabilización de las familias a través de una buena información que garantice que los padres conocen las razones clínicas que fomentan la vacunación.

El Síndic ha hecho estas recomendaciones tras la aparición en junio de difteria en Catalunya, una enfermedad que hacía casi 30 años que estaba erradicada y que provocó la muerte de un niño de seis años que no estaba vacunado.

En su actuación de oficio, el Síndic se ha dirigido a Salud para que active un sistema de control y seguimiento del número de niños y adolescentes no vacunados de difteria, y otras enfermedades que se consideren recomendables, y ha remarcado que sería necesario diferenciar si son casos en los que las vacunas se contraindican por razones médicas o si responden a la decisión tomada libremente por los padres.

En referencia a la conveniencia de que algunas vacunas sean obligatorias y a la adecuación del calendario de vacunas, ha instado a Salud, en cooperación con las autoridades estatales pertinentes, a valorarlo.