12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

El Sespa manifiesta su voluntad de seguir dialogando con los sindicatos para evitar una huelga “lesiva para la sanidad pública”

El Servicio de Sanidad sostiene que las medidas son necesarias para mantener una sanidad “pública, accesible y universal”

Miércoles, 26 de septiembre de 2012, a las 12:00

Redacción. Oviedo
El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha emitido este martes un comunicado en el que expresa “su sorpresa mayúscula” ante la huelga convocada el próximo 8 de octubre por el Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa). Una convocatoria que, según el Sespa, se produce durante un “proceso de diálogo” en el que se había comprometido a negociar con los sindicatos el desarrollo de un decreto de ampliación de la jornada “lo menos lesivo posible” para los profesionales.

Celia Gómez.

En el comunicado, el Sespa declara su intención de “seguir dialogando con los representantes de los trabajadores” para evitar lo que a su juicio sería una huelga “lesiva para la sanidad pública asturiana” y que “afectaría directamente al conjunto de los ciudadanos”.

El Servicio de Salud del Principado ha querido hacer énfasis en la importancia de llevar a cabo la ampliación de la jornada para mantener una sanidad “pública, accesible y universal”, así como que el ajuste propuesto “no toca los conceptos retributivos básicos”.

Blanco espera que la huelga se desconvoque

El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha mostrado su disposición al diálogo con el SIMPA en pos de alcanzar un acuerdo que acabe con la convocatoria de huelga fijada para el próximo 8 de octubre. A su vez, ha querido dejar claro también que esa intención de negociar no es ninguna “abdicación” en lo que a sus obligaciones para hacer sostenible el sistema sanitario asturiano se refiere.

Blanco ha asegurado que hará todo lo que esté en su mano para evitar que se llegue a la huelga y ha afirmado que las medidas a tomar conllevan “un esfuerzo razonable que ni es exigente ni va en contra de nadie” necesario en una época “de enorme crisis”.