15 nov 2018 | Actualizado: 18:00

Nombrados los ocho gerentes de las áreas sanitarias

El servicio de salud crea una estructura integrada, con un equipo directivo único para cada área

Martes, 24 de julio de 2012, a las 22:08

Redacción. Oviedo
El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha completado la cúpula de su estructura periférica con el nombramiento de los ocho gerentes de las áreas sanitarias asturianas. El equipo tendrá como principal cometido "ofrecer una respuesta organizativa a la evolución de la sociedad asturiana y a las actuales necesidades de los pacientes, que además sea más eficiente y sostenible en el tiempo".

Jaime Rabanal, Begoña Martínez y Montserrat Bango completan el equipo directivo del Sespa.

El consejo de administración del Sespa fue informado este martes de las personas que estarán al frente de las ocho áreas sanitarias y de las novedades más relevantes, que incluye el decreto de estructura del Servicio de Salud.

La organización del Sespa recientemente aprobada contempla una importante modificación de las gerencias territoriales que hasta ahora estaban divididas en dos grupos: atención primaria y atención hospitalaria.

El nuevo organigrama crea una estructura integrada, con un equipo directivo único para el conjunto de cada Área Sanitaria y que estará dirigido por Amalia Franco en la gerencia del Área I, con cabecera en Jarrio; Cristina Salomé Estrada en el Área II, en Cangas del Narcea; Begoña Martínez en el Área III, en Avilés, Jaime Rabanal en el Área IV, en Oviedo.

Junto a ellos se ocupará de la gerencia del Área V con cabecera en Gijón Montserrat Bango, mientras que Begoña de Poo, Ricardo Miguel Arbizu y Francisco del Busto harán lo propio con las gerencias de Arriondas (Área VI), Mieres (Área VII) y Riaño (Área VIII).

La organización contará además en cada área sanitaria con una Dirección de Atención Sanitaria y Salud Pública, cuya función será la de organizar la actividad de los diferentes servicios y unidades; una Dirección de Enfermería, que dará impulso a la continuidad de los cuidados, y una Dirección de Gestión, que se ocupará de la gestión de los servicios administrativos y servicios generales.

Según informó el Ejecutivo, "esta estructura permitirá una mayor agilidad en la atención a los pacientes, mejorará la agilidad en los diagnósticos y aumentará la continuidad en la atención, tanto en primaria como en la atención hospitalaria". Además, incorporará las funciones de prevención de la enfermedad y promoción de la salud en todo el ámbito del área sanitaria.