14 nov 2018 | Actualizado: 17:45

El SES impulsa la detección precoz del cáncer de colon

Vergeles espera que el programa, de carácter voluntario, alcance a un 40 por ciento de las personas entre 60 y 64 años

Jueves, 03 de marzo de 2016, a las 13:25
Redacción. Mérida
Unos 60.000 extremeños y extremeñas de entre 60 y 64 años están invitados a participar en el programa de cribado para la detección precoz del cáncer de colon. El programa, que tendrá una duración de dos años, se inició hace dos semanas en  el área de salud de Coria para extenderse a toda Extremadura, una vez estén supervisados los sistemas de información que requiere el total de la red regional sanitaria.

Pilar Guijarro, directora de Salud Pública; José María Vergeles, consejero de Sanidad y Ceciliano Franco, gerente del SES.

El consejero de Sanidad y Políticas sociales, José María Vergeles, el director gerente del SES, Ceciliano Franco, y la directora general de Salud Pública, han presentado hoy este programa, cuyo presupuesto es de 320.000 euros.

Según ha explicado Vergeles, el cáncer colorrectal (CCR) es un problema prioritario de la sanidad por su alta incidencia y mortalidad en la población, siendo en ambos sexos el primero en incidencia y el segundo en mortalidad tras el cáncer de pulmón. Los datos reflejan que en Extremadura, entre 1999 y 2010, se produjeron 3.928 defunciones por esta causa, lo que supone el 12,46% del total de fallecimientos por tumores, el mayor número de patologías que se pueden prevenir, se detectó en ese tramo de edad de 60 a 64 años, razón por la cual se ha comenzado por esa edad. Para siguientes rondas del programa se ampliará progresivamente a la población entre 50 y 69 años.

El titular de Sanidad prevé una participación del 40 por ciento de esa población de riesgo medio entre 60 y 64 años. La prueba de cribado consiste en un test de sangre oculta en heces y, en caso de dar positivo, la realización de una colonoscopia.

La prueba de cribado permite el diagnóstico precoz antes de que entre en una fase clínica, ya que si el tumor se detecta en una fase inicial la supervivencia a los 5 años se sitúa en un 95% mientras en estadios más avanzados apenas está entre el 5 y el 15 por ciento. Estos cálculos indican que la detección precoz podría reducir la mortalidad entre un 18 y un 33 por ciento en la población afectada.