Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Rosell abre la Unidad Médica de Corta Estancia

Esta nueva unidad con 16 camas en la primera planta del recinto hospitalario del Paseo Alfonso XIII

Miércoles, 13 de febrero de 2013, a las 14:30

Redacción. Murcia
La nueva Unidad de Corta Estancia del Hospital Universitario Santa María del Rosell se ha abierto este miércoles "tras una selección de cinco pacientes susceptibles de ingreso y que se ha realizado por los médicos del Servicio de Urgencias".

Así lo ha avanzado Carlos Pérez-Crespo, jefe del Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario Universitario de Cartagena, que ha explicado que esta nueva unidad con 16 camas en la primera planta del recinto hospitalario del Paseo Alfonso XIII. Esto permitirá "mejorar la calidad en la atención de los pacientes que acuden a los Servicios de Urgencias de los hospitales de Cartagena, ya diagnosticados y que requieren de ingreso hospitalario de entre 48 y 72 horas".

Fundamentalmente, dice, "atenderá siete días a la semana las 24 horas a pacientes agudos con diagnóstico claro y crónicos que sufren un empeoramiento más o menos brusco de la situación estable previa en la que se encontraba su enfermedad". Entre estos últimos, pacientes con asma, insuficiencia cardiaca, bronquitis, que por infecciones u otros procesos agravan su patología y necesitan un control durante unas horas de su estado pero que a la vez no requieren de un ingreso hospitalario prolongado.

De esta manera, "estos pacientes cuentan con todos los medios necesarios para recibir una asistencia de la mayor calidad y seguridad con la ventaja de contar con la accesibilidad para la familia que ofrece un centro hospitalario urbano como es el Rosell". Se trata de una línea de actuación, tendencia actual en muchos hospitales a nivel nacional, y que contribuye a la búsqueda de alternativas a la hospitalización convencional y que mejoren la calidad de la atención de estos pacientes ya diagnosticados y crónicos con reagudizaciones que precisan de tratamiento más que de pruebas complementarias.