Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Los planes sanitarios de Mas hasta las elecciones

Fuentes de la Consejería niegan que esté en marcha un Plan de reordenación de los Recursos Humanos

Martes, 05 de enero de 2016, a las 18:13
Juanma Fernández.
Artur Mas ha dado por hecho este martes que Cataluña tendrá que volver a votar después del 'no' de la CUP a su investidura como presidente de la Generalitat. “El lunes firmaré el decreto para convocar elecciones”, ha dicho el político en rueda de prensa, que agotará el plazo legal por si se llega a un acuerdo de gobierno antes de que este expire. Una situación que deja a la comunidad con un gobierno en funciones y, en previsión de una convocatoria a las urnas en marzo, con medio año de inactividad parlamentaria que también tiene su repercusión en el ámbito de la salud.

Boi Ruiz, consejero de Sanidad.

Desde la Consejería de Sanidad, en cambio, explican que no han visto demasiado perjudicada su actividad por la coyuntura de inestabilidad. “Estemos o no en funciones, gobernamos”, arguyen desde el departamento dirigido por Boi Ruiz. A juicio de estas fuentes, los pasos para “un cambio sostenible” se han dado: “La contención en la inversión y en el gasto farmacéutico, o el cambio en las listas de espera, primando el criterio asistencial, se está haciendo”, añaden.

El sindicato Metges de Cataluña (MC) en declaraciones de su secretario general, Francesc Duch, a este medio, explicaba que veían con preocupación que un gobierno en funciones estuviera preparando el nuevo Plan de ordenación de Recursos Humanos de la sanidad catalana. Una cuestión sobre la que fuentes de la Consejería afirman que no habría que preocuparse porque “no hay en marcha ningún plan de reordenación de los Recursos Humanos”. Sin embargo, sí destacan que “se sigue llevando a cabo el Plan de Salud 2016-2020 para Cataluña”.

El discurso que se mantiene desde el organismo que rige la sanidad pública catalana es el de la continuidad: “Seguimos desarrollando convenios, acuerdos con las sociedades científicas…”, narran fuentes de la Consejería, que insisten en que “la inestabilidad no impide avanzar”. Aun así, reconocen que aquellas medidas que requieren de actividad parlamentaria están “detenidas, al no haber leyes, mociones ni estar constituidas las comisiones”.

Respecto al programa de Junts pel Sí, incluso tras las cesiones que se iban a hacer en materia sanitaria para lograr el apoyo de la CUP, comentan que se está poniendo parcialmente en práctica. “Estamos mejorando las listas de espera,  que aunque no se han reducido al 50 por cien sí están en niveles de 2008 o 2009, y también funcionan mejor servicios como las Emergencias, así como hemos logrado alargar la calidad o la esperanza de vida de los catalanes”, matizan.

ENLACES RELACIONADOS:

El “no” de la CUP divide a los médicos catalanes (04/01/16)