Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El Ramón y Cajal forma sobre el pronóstico de la esclerosis múltiple con IgM

Especialistas y pacientes se han reunido en el hospital durante una jornada informativa

Viernes, 14 de febrero de 2014, a las 12:16
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Ramón y Cajal ha celebrado la VII Jornada de Esclerosis Múltiple y Sociedad, organizada bajo la dirección de José Carlos Álvarez Cermeño, coordinador de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Servicio de Neurología del hospital. Se trata de un foro de encuentro ya consolidado entre especialistas sanitarios que tratan de mejorar la calidad de vida y responder las dudas más frecuentes de pacientes y familiares que padecen esta enfermedad.

José Carlos Álvarez Cermeño, coordinador de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Ramón y Cajal.

La jornada fue inaugurada por el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez; el director gerente del hospital, Javier Maldonado; el jefe de servicio de Neurología, Jaime Masjuan; y José Carlos Álvarez Cermeño, coordinador de la Unidad de Esclerosis Múltiple que, desde su puesta en marcha, ha tratado a 968 pacientes. Durante 2013, se atendieron 71 pacientes nuevos, 1757 consultas (71 primeras consultas y 1.686 sucesivas), 624 consultas telefónicas de carácter médico y 1.475 de Enfermería.

La esclerosis múltiple es la enfermedad crónica inflamatoria más frecuente del sistema nervioso central. En España tiene una prevalencia de 60/100.000 habitantes. Afecta a adultos jóvenes, entre los 20 y 40 años, en la etapa más productiva de la vida, desde el punto de vista personal, social y laboral. Puede presentarse en forma de brotes, que son recaídas con déficit neurológicos, más o menos bruscas. Aproximadamente, un 50 por ciento de estos pacientes pueden sufrir una discapacidad progresiva al cabo del tiempo. Se ha comprobado que el diagnóstico y tratamiento precoz evita o retrasa dicho deterioro.

Esta patología es, dentro de la Neurología, la que genera el mayor consumo de recursos de la sociedad, después de los ictus. Ello es debido al elevado coste de los medicamentos utilizados en su tratamiento, bajas por enfermedad, rehabilitación, así como al acentuado número de visitas a la consulta hospitalaria que se realizan para el control de dichas terapias o para el tratamiento de las recaídas de la enfermedad. La complejidad de la enfermedad y de los medios precisos para su diagnóstico y seguimiento ha hecho que se estén creando unidades multidisciplinarias de referencia para su estudio y tratamiento en los hospitales del Sistema Nacional de Salud, como la del Ramón y Cajal, acreditada desde marzo de 2012.

La terapia individualizada como reto

El reto en esclerosis múltiple es ir a una terapia individualizada y mediante la investigación encontrar un DNI de cada paciente, por sus factores inmunológicos, genéticos, ambientales, clínicos, y elegir el mejor tratamiento individual. Esta es la línea de investigación principal de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Ramón y Cajal. Existen medicamentos que aunque no curan la enfermedad, la detienen. Y se trata de una de las enfermedades neurológicas donde más se ha avanzado, cuando se han encontrado dianas terapéuticas. Los nuevos tratamientos han conseguido mejorar la historia natural de la enfermedad, disminuyendo la frecuencia de los brotes y la discapacidad.

Único centro formador en España

El Hospital Universitario Ramón y Cajal tiene abiertas diversas líneas de investigación en neuroinmunología, biomarcadores de diagnóstico y pronóstico, ensayos clínicos de fármacos y marcadores de respuesta al tratamiento. En este hospital se descubrió el papel de la inmunoglobulina IgM para conocer el pronóstico del paciente y así poder utilizar terapias personalizadas. Método en el que se forma a profesionales de otros hospitales tanto de la Comunidad de Madrid como del resto de España. Tras el diagnóstico y mediante el análisis de líquido cefalorraquídeo, puede conocerse la presencia de esta inmunoglobulina y predecir la respuesta del paciente a las terapias existentes. De esta forma se puede aplicar de manera precoz el tratamiento más indicado en cada caso.

Asimismo en el último Congreso Europeo sobre la Esclerosis Múltiple especialistas de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Ramón y Cajal presentaron los resultados de su reciente trabajo donde describen cómo la presencia de inmunoglobulinas IgM puede predecir el riesgo de complicaciones graves con determinadas terapias. En breve, expondrán su método de pronóstico con la inmunoglobulina IgM en universidades y congresos en Estados Unidos, Canadá y países de la Unión Europea.