Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El PSOE denuncia la desaparición de las ayudas a pacientes en hemodiálisis y oxigenoterapia

Las ayudas se integran ahora, sin carácter finalista, dentro de los acuerdos de financiación pactados por cada comunidad

Viernes, 20 de julio de 2012, a las 00:11

Redacción. Murcia
La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista de la Región de Murcia (PSRM), Teresa Rosique, ha pedido explicaciones a la consejera de Sanidad y Política Social, Mª Ángeles Palacios, por la eliminación de ayudas a pacientes en hemodiálisis y con oxigenoterapia en sus domicilios. Rosique ha denunciado que "la carrera de la consejera Palacios para eliminar ayudas y prestaciones sanitarias es imparable".

Teresa Rosique.

De esta forma, la diputada socialista ha presentado varias iniciativas en la Asamblea Regional para "averiguar las causas de estos nuevos recortes" que quiere acometer la consejera de Sanidad "en su firme propósito de acabar con una sanidad pública de calidad", según ha valorado Rosique.

En concreto, ha preguntado "en qué órgano se ha tomado la decisión de eliminar las ayudas" del Servicio Murciano de Salud (SMS) "por el consumo de agua y electricidad" a pacientes de hemodiálisis y de oxigenoterapia domiciliaria. Asimismo, ha cuestionado el número de enfermos a los que afectará esta medida, así como el el coste total en 2012 de las ayudas del Servicio Murciano de Salud para estos tratamientos.

Rosique ha advertido de que la Consejería tiene previsto aplicar a partir de noviembre, un "copago en el transporte" a estos enfermos que precisen atención hospitalaria, en relación a las medidas que se han impuesto desde el Ejecutivo Central. El PSRM ha puntualizado que "de esta forma, el Gobierno del PP castiga a los enfermos por todos lados".

Al mismo tiempo, ha agregado que se trata de un ahorro que "es el chocolate del loro del presupuesto de la sanidad pública regional". Así, la socialista ha recalcado que "lo que hay realmente detrás" de todos estos recortes "no es resolver el déficit de la sanidad regional", sino que es "una cuestión puramente ideológica de eliminación de derechos y de ayudas de los más desfavorecidos y necesitados".

Plan de salud bucodental

Por su parte, el portavoz adjunto de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea Regional y diputado socialista, Jesús Navarro, ha denunciado públicamente "la desaparición de los programas de salud bucodental en la Región con los recortes de Rajoy".

Jesús Navarro, portavoz adjunto en la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea.

"Estas ayudas se integran ahora, sin carácter finalista, dentro de los acuerdos de financiación pactados por cada comunidad autónoma con el Ministerio de Hacienda", ha reprobado. Al hilo, ha recordado que el Plan de Salud Bucodental "fue puesto en marcha durante el Gobierno socialista de Zapatero en 2008 y tenían como objetivo prevenir y mantener una óptima salud bucodental entre niños de 6 a 14 años".

Sin embargo, lamenta, "con el nuevo hachazo del Gobierno de España el programa sufre una modificación sustancial y sólo cubrirá a los menores de 7 y 8 años". "En la Región de Murcia se han beneficiado de este programa durante los últimos años más de 50.000 niños", incide. Así, ha reprochado que "en 2008, siendo ministro Bernat Soria, se puso en marcha este programa con una subvención por un montante económico de 824.000 euros. Consejeros de Sanidad del Partido Popular de siete comunidades autónomas lo boicotearon durante el acto institucional para su presentación".

Tras lo que añade que "cuando el Gobierno de Zapatero daba dinero a las comunidades, el PP no se quería hacer la foto con el Ministerio de Sanidad y boicoteaba los actos. Ahora, que el Gobierno popular de Rajoy le recorta los recursos para este Plan, Valcárcel y Palacios muestran una actitud sumisa y no lo critican".

Navarro ha señalado que "este recorte afectará, por un lado, a las familias, ya que se trataba de un recurso de apoyo a todas aquellas con hijos menores de edad; y por otro lado, conllevará la pérdida de puestos de trabajo de dentistas e higienistas, puesto que dicho Plan permitía mantener Unidades de Salud Bucodental y estaba concertado con numerosas clínicas".

"Esta drástica reducción, que pone de manifiesto las prioridades de los gobiernos del PP. Este recorte supondrá menos salud bucodental, pues las familias establecerán otras prioridades y, además, muchos padres no podrán costear los tratamientos". En 2010, precisa, "el presupuesto del Servicio Murciano de Salud para este programa fue de 2.341.128 y en 2011 fue de 4 millones de euros".

Para concluir, ha dicho que "éste es otro programa de bienestar social que se queda en el camino, a pesar de haber tenido muy buena acogida entre los ciudadanos, con una cobertura que superaba el 55 por ciento". "En la Región existen 37 unidades de salud dental pública y más de 500 clínicas concertadas".