Fuentes del Sespa consideran la ocupación de sus oficinas una posición de fuerza inaceptable



18 sep 2012. 15.29H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Oviedo
El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) reitera que no negociará con los sindicatos sanitarios hasta que abandonen el encierro que protagonizan desde hace 21 días en la sede de las oficinas centrales del Sespa como medida de protesta ante la manera en la que la Consejería de Sanidad aplica en Asturias el aumento de la jornada.

"La ocupación de un centro administrativo de trabajo es una posición de fuerza inaceptable", señalan desde el Sespa, añadiendo que las doscientas personas que trabajan allí "están viendo dificultada su labor por esta medida de presión".

Y a pesar de todo ello, el Sespa dice que ha respetado en todo momento la decisión de los encerrados "facilitándoles el contacto con sus familias,  con los medios de comunicación y el acceso directo a alimentos y otros productos".

 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.