16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El Principado adapta los servicios mínimos a los días de huelga convocados por el Simpa

La larga duración supone tiempos de demora para la atención sanitaria, en general, y para la atención quirúrgica, en particular

Martes, 04 de diciembre de 2012, a las 14:00

Redacción. Oviedo
La Administración del Principado ha hecho públicos los servicios mínimos establecidos en jornadas de 24 horas para los días: 5, 7, 10, 11, 12, 13, 14, 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre de 2012. El Sespa refleja éstos en el BOPA, concretamente en la Resolución de 30 de noviembre de 2012, objeto de la reunión mantenida con el Comité de Huelga en la sede de la Consejería de Sanidad en esa misma fecha.

Según la Consejería, los servicios mínimos esenciales se publican tras la “adopción de las medidas necesarias para asegurar el funcionamiento de aquellos servicios que sean a la vez suficientes para garantizar las actividades de carácter esencial para los intereses de la Administración”.

Esta huelga, convocada por el Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa), engloba a todos los médicos y demás facultativos empleados en el ámbito de Atención Primaria y de Atención Especializada de las Instituciones Sanitarias, incluyendo médicos internos residentes, profesores vinculados, y el resto del personal médico y facultativo, ya sea personal estatutario, funcionario o laboral.

Para el Sespa, la huelga supone, por su duración, “una importante disminución en el acceso de los ciudadanos a la salud, implicando una enorme incidencia en los tiempos de demora para la atención sanitaria, en general, y para la atención quirúrgica, en particular”.

Con el fin de garantizar la cobertura al ciudadano, la Administración adapta los servicios mínimos esenciales y establece que se debe: mantener la actividad urgente; asegurar la continuidad de los tratamientos de día de oncología médica, radioterapia y de hemodiálisis; atender en consultas externas a aquellos pacientes programados con carácter preferente; garantizar las intervenciones quirúrgicas, el acceso a la AP y a los servicios diagnósticos ya programados con carácter preferente.