Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00

El PRC y el PSOE auditarán el contrato de Valdecilla

Abogan por una política social que “responda” a las necesidades ciudadanas

Lunes, 29 de junio de 2015, a las 18:14
Redacción. Santander
Auditar el contrato de colaboración público-privada del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla es una de las medidas que contempla el pacto de gobierno entre el PSOE y PRC. Según señalan los regionalistas, “el acuerdo de Gobierno materializa un nuevo bipartito cuatro años después, es lógico y abre una nueva etapa de esperanza para Cantabria”.

Eva Díaz Tezanos y Miguel Ángel Revilla.

Así lo han defendido los líderes de ambos partidos, Miguel Ángel Revilla y Eva Díaz Tezanos, que serán presidente y vicepresidenta del nuevo Gobierno, el cual, han garantizado, va a gobernar “para todos”.

El pacto tiene como ejes sentar las bases del nuevo “patrón” de crecimiento económico que cree “empleo digno y de calidad”; “recuperar y fortalecer” el Estado de Bienestar con una educación y una sanidad universales públicas y gratuitas y unas políticas sociales que “respondan” a las necesidades ciudadanas.

Ese futuro Ejecutivo tendrá, según han explicado y como ya se recoge en el acuerdo, al empleo como “prioridad” y buscará dar un “nuevo rumbo” a la región para conseguir un “futuro del siglo XXI” a través de un nuevo modelo productivo basado en la I+D+i, la industria o las energías renovables,  que regionalistas y socialistas dejaron “esbozado” en su anterior etapa en el Gobierno (2003-2011) sin que se haya llegado a materializar.

También se cita en el pacto a la “voluntad” de ambas partes en “promover un gran pacto político y social” para “sentar las bases” del desarrollo de Cantabria para los próximos años y su intención de que “trascienda” el ámbito temporal de una legislatura. 
 
Constituirán una Comisión de Seguimiento formada por cuatro personas de cada partido para evaluar el cumplimiento del acuerdo y se establece que en el caso de que surjan cuestiones no incluidas en el documento “se someterán al arbitraje y decisión de los secretarios generales de ambos partidos, que deberán resolver de común acuerdo”.