Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El personal de Sacyl recupera derechos perdidos por la crisis

Entre otros, recuperarán días de vacaciones y de asuntos propios

Jueves, 17 de marzo de 2016, a las 16:20
Redacción. Valladolid
La Junta de Castilla y León ha aprobado dos decretos cuyo objetivo es devolver a funcionarios y personal del Servicio de Salud regional (Sacyl) las condiciones previas a la crisis en cuanto a vacaciones, permisos y horarios, según ha informado la vicepresidenta de la Junta y portavoz, Rosa Valdeón, tras el Consejo de Gobierno.

Rosa Valdeón, vicepresidenta de la Junta.

En lo que se refiere al personal funcionariado, mediante la modificación aprobada se regulan las condiciones reconociendo los máximos que permite la normativa estatal. Así, se fijan en 22 los días hábiles de vacaciones y se recuperan los días adicionales de vacaciones según el tiempo trabajado.

De esta manera, los funcionarios contarán con veintitrés días hábiles por quince años trabajados; veinticuatro días hábiles por veinte años trabajados; veinticinco días hábiles por veinticinco años trabajados; y veintiséis días hábiles por treinta o más años trabajados.

Además, se regula el disfrute de los periodos vacacionales de la misma forma que se establecía en los años previos a la última legislatura. Los funcionarios podrán disfrutar de sus vacaciones en periodos que tengan una duración mínima de siete días naturales consecutivos y en un máximo de cuatro periodos, a la largo del año natural y hasta el 15 de enero del año siguiente.

Por otro lado, la modificación afecta a la normativa actual sobre los días por asuntos particulares. De esta manera, se recuperan los seis días y su disfrute se podrá realizar a lo largo del año natural y hasta el 31 de enero del año siguiente. Además, se recupera el incremento de días por antigüedad estableciéndose en dos días adicionales al cumplir 18 años de servicio y un día adicional por cada tres años cumplido a partir de los 24 años de servicio.

En lo referente al personal de Sacyl supondrá días adicionales de descanso por diversos motivos, en sintonía con la nueva legislación nacional y con el acuerdo marco de octubre de 2015 para el conjunto de la Administración autonómica.

Coste de 16 millones de euros

Este acuerdo, que supondrá un coste para el Sacyl de 16 millones en 2016 y 2017 -por incorporar devengos de 2015-, y de 12 millones a partir de 2018, recoge como principal modificación el reconocimiento del derecho a días adicionales de asuntos particulares por antigüedad: dos días adicionales de permiso por asuntos particulares al cumplir 18 años de servicio, incrementándose como máximo en un día adicional por cada tres años cumplidos a partir del de los 24 años de servicio, con expresa mención a la situación de los profesionales que accedan a la jubilación en el año 2016, al efecto de que puedan disfrutar este año de la totalidad de los generados en 2015, además de los del año 2016.

Otro aspecto es que se reconocen un máximo de cuatro días adicionales en función del tiempo de servicios prestados, así como seis días de permiso por asuntos particulares.

Se recoge también la posibilidad del disfrute de las vacaciones cuando no ha sido posible por existir permiso de maternidad, incapacidad temporal, riesgo durante la lactancia o riesgo durante el embarazo, tal y como prevé el Texto Refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público.

Se incluye además el ámbito de aplicación del permiso sin sueldo al personal con nombramiento de sustitución en los casos de contratos de larga duración, y se permite el fraccionamiento del permiso para atender el cuidado de un familiar de primer grado por razones de enfermedad muy grave. Además, a elección del interesado y compatible con las necesidades del servicio, la vacación anual podrá disfrutarse ininterrumpidamente o en períodos fraccionados dentro del año natural y hasta el día 15 de enero del año siguiente, con preferencia en el periodo entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, pudiendo unirse a permisos por asuntos particulares.