Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:40

El parlamento rechaza elevar la financiación de la Escuela de Salud

La coalición PRC-PSOE reclama su derecho a invertir los recursos de la Consejería de Sanidad como mejor crea conveniente

Miércoles, 03 de febrero de 2016, a las 12:24
Redacción. Santander
Los tres votos de los diputados de Podemos, unidos a los de la coalición PRC-PSOE han hecho que el Pleno del Parlamento cántabro rechazara este martes la proposición no de ley promovida por el PP para instar al Gobierno a impulsar el observatorio de Salud Pública y garantizar la continuidad de la Escuela Cántabra de Salud. La propuesta sólo ha recibido el apoyo de Ciudadanos.

La diputada popular en el parlamento cántabro y exconsejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga.

La Escuela Cántabra de Sanidad (ESC) es un proyecto de la anterior Consejería de Sanidad, durante el Gobierno del PP, y desarrollado por el Observatorio de la Sanidad Pública de Cantabria (OSPC). Su objetivo era divulgar conocimientos médicos entre la población general y fomentar “la corresponsabilidad en el cuidado de la salud y la autogestión de la enfermedad”.

El OSPC, según explicó Sánez de Buruaga, se planteó como un "centro de inteligencia y análisis de la Consejería de Sanidad", que contribuyó "a dar soporte técnico, poner en marcha y desarrollar diversos planes y programas". Además, la exconsejera destacó que el Observatorio completaba sus funciones llevando a cabo una relevante actividad investigadora.

"Repensar" los recursos

Los portavoces del PSOE y del PRC han rechazado las críticas de la exconsejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, que ha acusado al Gobierno de “descapitalizar” ambos proyectos, “desechar todos sus planes, desarmar una parte importante de sus equipos con ceses en cadena, paralizar su actividad casi por completo y perder más de 100.000 euros externos captados en concurrencia competitiva para formación”.

Tanto la diputada socialista Silvia Abascal, como su homóloga del PRC, Rosa Valdés, han explicado que el Gobierno está en su “legítimo derecho de repensar” los recursos existentes para “amoldarlos” a sus objetivos de legislatura, que en el caso de la Sanidad son la atención a la cronicidad, la lucha contra la desigualdad y la calidad en la asistencia.

Podemos no ha apoyado tampoco la iniciativa porque “no comparte” el papel atribuido por el PP al Observatorio, que a su juicio, “desenfocó su misión y se apropió de funciones de la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud”, ni tampoco el "enfoque" de la Escuela de Salud. La diputada Verónica Ordóñez ha pedido que se revise y adecue el papel de ambos entes y ha mostrado su “preocupación” por la propuesta del PP porque “restaría financiación a la Consejería”.