Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40

El Parlamento pide garantizar el anonimato en las pruebas de detección del VIH

Luz verde a la resolución en la que la Cámara muestra su compromiso con la prevención del VIH

Miércoles, 20 de junio de 2012, a las 15:52

Redacción. Pamplona
La Comisión de Salud del Parlamento de Navarra ha aprobado por unanimidad una resolución por la que la Cámara muestra su "compromiso con la prevención de la transmisión del VIH y reconoce la importante labor que realizan las ONG que trabajan en ese ámbito".

Alberto Catalán, presidente del Parlamento navarro.

La resolución aprobada incluye un segundo punto en el que, a su vez, se insta al Gobierno de Navarra a "garantizar, tal y como reivindican los diversos agentes que trabajan en este ámbito, la posibilidad de solicitar las pruebas para la detección del VIH de forma anónima y sin la exigencia de tener que aportar la tarjeta sanitaria, de manera que cualquier persona, independientemente de su situación administrativa y personal, pueda acceder a este servicio de modo gratuito y confidencial". Este segundo apartado ha contado con el respaldo de NaBai, Bildu, PSN e I-E y el rechazo de UPN y PPN.

En la exposición de motivos, la resolución impulsada por Bildu recuerda el carácter "estigmatizador" y "discriminatorio" de una enfermedad que, como el VIH, exige el "anonimato" para optimizar la lucha contra la "epidemia oculta" mediante la "detección" y localización de "transmisores potenciales".

En ese sentido, se censura la "estandarización" de las analíticas que, a causa de la proyectada "unificación" de los laboratorios en el Complejo Hospitalario de Navarra, lleva a exigir, "al parecer ya desde el mes de enero", el número de tarjeta sanitaria y la verdadera identidad del solicitante, so pretexto de "evitar la ralentización y el encarecimiento de la pruebas".

El grupo proponente aboga por la retirada de este procedimiento al entender que puede resultar "disuasorio" y, por tanto, "nocivo" para sacar a relucir nuevos casos, más aún en el supuesto de las personas empadronadas a partir del pasado 30 de abril, ya que "no contarán con la correspondiente tarjeta sanitaria".

En ese contexto, la posibilidad seguir realizando la prueba salivar de manera anónima en Sare y Comisión Antisida (no requiere envío a laboratorio) se considera insuficiente e injusta pues, a demás de tener "menos fiabilidad", soporta un coste de 11 euros que, de incrementarse las solicitudes, "supondrá un aumento de gasto que quizás dichas ONG no puedan asumir".