20 nov 2018 | Actualizado: 12:30

El nuevo TAC de Hellín evitará derivar pacientes a otros centros

El equipo reduce de manera “drástica” las dosis de radiación

Miércoles, 02 de diciembre de 2015, a las 12:36
Redacción. Toledo
El servicio de Radiología del Hospital de Hellín cuenta con un nuevo TAC helicoidal multicorte de altas prestaciones. El equipo, que lleva funcionando desde el pasado lunes, evita a los usuarios del Área Integrada de Hellín desplazamientos a otros centros hospitalarios para realización de pruebas de imagen.

Nuevo TAC de Radiología del Hospital de Hellín.

Se ha invertido cerca de 400.000 euros en la adquisición de este nuevo escáner de 16 detectores que sustituye a uno anterior muy obsoleto y que permite incrementar de forma notable la calidad asistencial y las prestaciones sanitarias, de las que ya se vienen beneficiando los pacientes de este centro hospitalario, según ha informado la Junta.

El nuevo equipamiento incorpora un nuevo método de procesado para reconstrucción de imagen, que permitirá realizar reconstrucciones coronales, sagitales y en 3D, y que no era posible realizar con el TAC anterior. De esta manera, “se consigue una mejora del 50 por ciento en la detección de las lesiones a bajo contraste y la mejora en la calidad de imagen, con una drástica reducción de la dosis de radiación”, ha informado.

En algunos casos esta reducción puede llegar hasta un 75 por ciento comparado con el equipamiento anterior, manteniendo la calidad de la imagen. Esta gran disminución de la dosis de radiación asociada a su gran resolución temporal y espacial,  también permitirá realizar estudios a los pacientes pediátricos, evitando así su derivación a otros centros.

Igualmente, y dentro del programa oncológico, el nuevo equipamiento permite realizar comparativas de exámenes y una revisión dinámica de volumen, lo que hace posible que los pacientes oncológicos reciban un diagnóstico y seguimiento más evolutivo. También abre la posibilidad de aplicar protocolos pediátricos diseñados para facilitar la urgencia pediátrica.

Por todo ello, el nuevo TAC va a permitir reducir la derivación de los pacientes a otros centros, sobre todo pediátricos y para análisis vasculares, incorporando las tecnologías de adquisición y reconstrucción de imagen más avanzadas del mercado.