15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

El nuevo HUCA incrementa el área de críticos con 121 camas

La zona técnica del nuevo hospital agrupa todos los servicios de apoyo y servicios centrales

Jueves, 10 de marzo de 2011, a las 22:10

Redacción. Oviedo
El presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, ha asistido al acto de presentación del lo que podría llamarse la zona técnica del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), el espacio en el que se encuentra el verdadero corazón de la actividad hospitalaria. En ella se encuentra, entre otras áreas, la de cuidados críticos que contará con 121 camas, frente a las 94 actuales.

De izq. a dcha., Jaime Rabanal, consejero de Economía; Ramón Quirós, consejero de Salud; Vicente Álvarez Areces, presidente del Principado; Francisco Sevilla, ex consejero de Salud y Mario González; gerente del HUCA. En la siguiente, Álvarez Areces en un momento de su discurso.

De ellas, 73 corresponderán a adultos y las 48 restantes a cuidados pediátricos y neonatológicos. Como aspecto más novedoso, destaca la organización de esta área en torno a boxes individuales, lo que representa una gran mejora en la confortabilidad e intimidad del paciente, todos ellos con gran visibilidad y supervisión desde los controles de enfermería.

El centro neurálgico del HUCA agrupa todos los servicios de apoyo y servicios centrales del hospital, incluyendo áreas de la importancia de cuidados críticos, quirófanos, reanimación, áreas de partos, laboratorios, farmacia y radiodiagnóstico. Esta es la zona a la que se destinará buena parte de los 95 millones de euros que el Gobierno del Principado invertirá en mobiliario y equipamiento del nuevo hospital, de los que unos 62 millones se dedicarán a equipamiento electromédico.

En el entorno de este espacio se ubican además los Servicios de Prevención, Medicina Preventiva-Calidad-Seguridad, Psiquiatría de enlace y el área de dormitorios para los médicos de guardia. Todas estas instalaciones y servicios resultan de una importancia clave para el funcionamiento de todo el centro.


Bloque quirúrgico y Área obstétrico-ginecológica

El hospital dispondrá de 36 quirófanos, cuatro de ellos en la unidad de cirugía ambulatoria, frente a los 29 del hospital actual. De estos 36, cuatro serán blindados, lo que permitirá el uso combinado en los mismos de procedimientos radiológicos de alta intensidad.

La cirugía laparoscópica y mínimamente invasiva, para aquellos procesos en los que está indicada, es otra de las apuestas del nuevo HUCA por la ventajas que aporta al paciente en cuanto a menor agresividad, incisiones más pequeñas, postoperatorio más rápido y confortable, incorporación más temprana a la vida diaria y menor estancia hospitalaria, además de un mejor resultado estético.
En todo este bloque quirúrgico está previsto realizar anualmente alrededor de 16.000 intervenciones programadas y más de 5.000 urgentes.

En el área obstétrico-ginecologica se contemplan seis Unidades de Parto y Recuperación (UPR) así como un quirófano de alto riesgo. En el proyecto se han incluido además de mejoras en las estructuras físicas que permitan el acompañamiento, la libre deambulación, la realización completa del proceso de trabajo de parto y recuperación en una misma sala y el contacto precoz y mantenido del recién nacido y sus padres. Esta es una de las zonas en las que el proyecto inicial del HUCA se ha mejorado sensiblemente para permitir espacios más adecuados a las técnicas del parto natural.

Área de farmacia y Bloque de hospitalización

Los laboratorios integran a todos los servicios aunándose bajo un nuevo concepto de Laboratorio-Core, con el que, además de la integración de servicios, se consiguen altas dosis de eficiencia en el uso de aparataje y reactivos.

Por lo que respecta al Bloque de hospitalización, alberga bajo su estructura vertical de nueve plantas, un total de 27 unidades de enfermería, que alojarán un número de pacientes variable en función de la especialidad de que se trate, pudiendo oscilar entre los 22 y los 44. Contará con 1.065 camas de hospitalización repartidas en 580 habitaciones de las que se estima que hasta un 40 por ciento puedan ser utilizadas de forma individual, asegurando así una mayor confortabilidad en la estancia hospitalaria.