Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Jueves, 12 de noviembre de 2015, a las 18:13
Redacción. Tarragona
El titular del Juzgado de Instrucción 3 de Reus (Tarragona), que investiga el caso Innova, ha pedido a la Fiscalía que estudie si hay indicios delictivos en la contratación por parte del expresidente del Instituto Catalán de Salud (ICS) Josep Prat de una campaña de comunicación para la "reformulación" de la entidad que costó 15.000 euros.

Josep Prat.

En un auto, en el que acuerda levantar el secreto de sumario de una parte de la pieza separada 1 del caso Innova, el juez recoge varios correos cruzados entre Prat y un periodista entre el 23 de abril de 2012 y el 27 de febrero de 2013, sobre la contratación de este trabajo.

En estos correos, el periodista sugiere a Prat cómo sufragar el pago del trabajo en el que afirma: "Creo que deberíamos buscar una fórmula o manera de liquidarlo cuando antes y no facturarlo dentro de la empresa de C. Me dijiste en su momento que habías encontrado una manera mediante una fundación o algo similar".

En estos correos, el periodista también comenta a Prat que una factura irá a nombre de su mujer y no del suyo, y le da consejos sobre su situación judicial, además de que el día de la detención del expresidente del ICS el 27 de febrero de 2013 le envió un correo dándole apoyo moral, lo que a ojos del juez "no deja de ser curioso".

Por todo ello, el juez pide a la Fiscalía que informe si existen indicios delictivos y sobre el órgano que, en su caso, debería instruir tales hechos, en base al atestado de la Policía Judicial en el que se basa el auto.