14 nov 2018 | Actualizado: 09:40

El Insular de Gran Canaria ya realiza resonancias los fines de semana

Se divide en dos turnos: de 08.00 a 15.00 horas y de 15.00 a 22.00 horas

Jueves, 17 de marzo de 2016, a las 18:53
Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ha comenzado a realizar resonancias magnéticas durante los fines de semana. Estas pruebas diagnósticas se comenzaron a realizar el último fin de semana de febrero para disminuir la lista de espera en estas pruebas diagnósticas, según ha informado el Gobierno.

Jesús Morera.

Al respecto, aseguran que hasta el momento una media de entre 35 y 40 pacientes se han beneficiado de esta acción cada fin de semana. De todos modos, los especialistas explican que la cifra de pacientes atendidos depende, "en gran medida", de la duración y la complejidad del tipo resonancia que se realice.

Aún así, resaltan, que el objetivo es "aprovechar y sacar el máximo rendimiento" a esta tecnología para la que se han establecido dos turnos durante el sábado y el domingo, de tal forma que hay un primer turno de 08.00 a 15.00 horas y un segundo turno de 15.00 a 22.00 horas.

Asimismo, se indicó que para realizar estas pruebas el Hospital dispone de personal médico especialista en Radiodiagnóstico, personal de Enfermería y técnicos especialistas en Rayos, que desde que se puso en marcha este plan han realizado resonancias magnéticas para el estudio del sistema nervioso central, de abdomen, de la columna vertebral y articulaciones.

De esta forma, el centro hospitalario pretende complementar y ampliar la atención que se ofrece a los pacientes, en el horario establecido de lunes a viernes.

Finalmente, señalan que la resonancia magnética es una prueba con un análisis "seguro e indoloro" donde se utiliza un campo magnético y ondas de radio para obtener imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del cuerpo. En la resonancia magnética no se utiliza radiación y ésta es una de las diferencias que tiene con la tomografía computarizada, así como afirman que no implica el uso de radiaciones ionizantes, por lo que se trata de un procedimiento no invasivo.