Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

El Instituto de Medicina Legal propone crear una unidad de neurociencia forense para investigación policial

Las técnicas que utilizará se emplean en el ámbito clínico desde hace décadas

Martes, 16 de septiembre de 2014, a las 17:41
Redacción. Zaragoza
El Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) ha propuesto a la Dirección General de Justicia del Gobierno autonómico crear una unidad de neurociencia forense en alianza con la multinacional del sector Neuronic, con sede en Zaragoza, para impulsar la investigación judicial y policial.

Salvador Baena.

Así lo han anunciado este martes en rueda de prensa el director del Instituto, Salvador Baena, y la psicóloga forense Cristina Andreu, quienes trabajan en la preparación de las pruebas P-300 y N-400, a las que se someterá el exmiembro de la banda terrorista GRAPO Fernando Silva Sande en los próximos días con el objetivo de facilitar la localización de los restos del empresario zaragozano Publio Cordón, secuestrado en 1995.

Esta propuesta se enmarca en el plan de modernización planteado por el IMLA para "perfeccionar la medicina legal y forense", ha explicado Baena, apuntando que el plan pretende mejorar el servicio al ciudadano e incrementar el uso de las nuevas tecnologías.

Las técnicas que utilizará la nueva unidad de neurociencia forense se emplean en el ámbito clínico desde hace décadas, en el caso de Aragón en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, y los resultados están documentados por numerosos científicos. Baena ha afirmado que cualquier innovación metodológica que se realiza a nivel forense requiere una serie de cambios que se llevan a cabo a diario y "la única forma" de validar una prueba es que sea "un traje a medida".

El director del IMLA ha puesto de relieve que estas pruebas no solo permiten ratificar datos, sino excluir líneas de investigación, lo que permite "evitar un gasto de energía, gastos económicos", favoreciendo la investigación judicial y policial.