Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00

El III Plan de Salud será remitido al Parlamento para su tramitación reglamentaria

Pretende también promover la colaboración con otras organizaciones

Viernes, 30 de enero de 2015, a las 16:55
Redacción. Tenerife
El Consejo de Gobierno de Canarias ha acordado remitir al Parlamento el III Plan de Salud de Canarias para su tramitación reglamentaria, tras finalizar el proceso de elaboración, participación y presentación a los sectores sociales, profesionales y políticos de las siete áreas de Salud, así como la incorporación de los informes preceptivos.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

En concreto, dentro del III Plan de Salud se persigue reducir el impacto de los determinantes de la salud en la población de Canarias, y mejorar el actual modelo asistencial para continuar haciéndolo más eficaz, eficiente, integrado, proactivo, orientado a la ciudadanía y centrado en el paciente y con mejor intervención de los profesionales de la salud.

Además de lograr la máxima accesibilidad de la información y el conocimiento para generar innovación y cambio, y promover la participación y la colaboración con otras organizaciones, departamentos e instituciones.

En el proceso de elaboración del Plan intervino el Consejo Canario de la Salud. A lo largo de 2014 se desarrolló en toda Canarias una acción formativa y de investigación-acción en la que intervinieron profesionales y usuarios que crearon un total de 93 grupos de trabajo,  cuyo cometido futuro será la territorialización del Plan en cada una de las áreas, una vez cumplimentada su tramitación en el Gobierno y el Parlamento.

En cuanto a la viabilidad económica, organizativa y técnica de este III Plan de Salud de Canarias y de los planes de salud de las áreas que lo desarrollan, se plantea una estrategia de financiación vinculada a la adecuación y disponibilidad presupuestaria del Servicio Canario de la Salud.

Para ello, se hará, a través de cuatro instrumentos, que son los programas anuales de gestión convenida, los presupuestos de las direcciones de las áreas de salud; los programas de promoción de la salud que se desarrollan desde la Dirección General de Salud Pública; y las actuaciones sin coste adicional, porque suponen una mejora organizativa o de gestión con los recursos humanos o materiales disponibles.