La patronal de la sanidad privada pide “un periodo de formación en las facultades de Medicina y en la formación MIR” sobre esta ‘especialidad’ en Cardiología



19 nov 2015. 19.55H
SE LEE EN 5 minutos
Cristina Alcalá / Imagen: Joana Huertas. Madrid
“Debe haber un periodo de formación en las facultades de Medicina de España, así como en la formación MIR, sobre Electrofisiología experimental para que el futuro médico tenga un primer contacto con las arritmias”. Así de contundente se ha mostrado Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) en una jornada que han convocado junto a Boston Scientific sobre las nuevas tecnologías en arritmias complejas.

De izquierda a derecha: Jesús Almendral, director de HM CIEC; Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS); y Miguel Ángel Arias, director de la Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardiaca del Hospital Virgen de la Salud de Toledo.


Para Mugarza, la Electrofisiología experimental “es una especialidad dentro de una especialidad”, en referencia a Cardiología, que sí que se incluye dentro del temario formativo de los médicos residentes. En este sentido, también ha explicado que “los recientes avances en la tecnología digital hace que el clínico se asiente más en las modalidades de la Cardiología”, lo que supone, según su opinión, “un importante reto para los cardiólogos y la industria de la tecnología para poder acercarse más al paciente”.

Las ventajas de la ablación con catéter de tecnología multidimensional

Por su parte, el director de HM CIEC, Jesús Almendral, ha puesto sobre la mesa el desarrollo de esta ‘especialidad’, desde el “interés del registro bipolar hasta llegar a la ablación”, en su ponencia ‘Ablación con catéteres de tecnología multidimensional: una novedosa oportunidad’ llevada a cabo en el Hospital Universitario HM Sanchinarro, en Madrid.

Asimismo, Almendral ha destacado las cuatro ventajas potenciales que ofrece un catéter con micro electrodos incluidos en un electrodo de ablación de mayor tamaño pero aislados a este, ha indicado. En concreto, permite capturar desde dentro del electrodo de ablación; poco contenido de campo lejano en la señal eléctrica; un umbral de estimulación relacionado con el electrodo virtual; así como unos datos preclínicos que indican pre/post ablación, es decir, que aumenta el umbral del estimulación y una disminución de la amplitud de la señal.

Por tanto, la tecnología de microelectrodos supone una novedad que agrupa la ablación convencional con un registro de calidad y polos próximos, ha destacado el especialista, quien asegura que sus resultados preliminares sugieren la posible utilización del umbral de estimulación de micro-E como parámetro indicativo en el seno de la ablación.

En esta línea, esta herramienta puede significar, además, lo que Almendral ha catalogado como “reconciliación a largo plazo del divorcio entre la buena ablación y el buen registro”.

Miguel Ángel Arias, director de la Unidad de Arritmias y Electrofisiología Cardiaca del Hospital Virgen de la Salud de Toledo ha recordado las tres herramientas intravenosas que hoy en día se utiliza (implante percutáneo, estimulación permanente y estimulación anti taquicardia) y ha asegurado que “el desfibrilador subcutáneo es eficaz, seguro e idóneo en pacientes con arritmias”.

Por su parte, Juan Abarca Cidón, secretario general del IDIS, y Juan M. Valenciano, director de la División de Gestión del Ritmo Cardiaco de Boston Scientific han puesto en valor el trabajo que realiza la compañía en el avance de las nuevas tecnologías en Cardiología, lo que permite que “haya calidad asistencial, de los resultados y en el bienestar social de las personas”, según Abarca.

Asimismo, “Boston sigue con su compromiso en la investigación para sacar nuevos productos exclusivos, pensando primero en el paciente y luego en el clínico que lo va a aplicar”, ha especificado Valenciano.

Juan M. Valenciano, director de la División de Gestión del Ritmo Cardiaco de Boston Scientific y Juan Abarca Cidón, secretario general del IDIS.


A la izquierda: Fernando Mugarza y Carmen Ruiz, directora de organización de IDIS. A la derecha, Rodrigo Martínez, director de Marketing y Comunicación de HM Hospitales y María Luisa Calderón, directora de Relaciones Institucionales de HM Hospitales.


A la izquierda: Pilar Monteliu, directora médica de HM Nuevo Belén, y Francisco Javier Parra, jefe de Servicio de Cardiología de HM Universitario. Sanchinarro. A la derecha, Teresa Barrios, especialista de Electrofisiología Cardíaca de HM Montepríncipe, y Antonio Durán, de Boston Scientific.


Jesús Peláez, subdirector generalde HM Hospitales, con Fernando Mugarza, a la izquierda. A la derecha, Andreu Geoghegan y Luis García, ambos productor manager de Boston Scientific.


A la izquierda, Dina Hurtado, directora de Comunicación de Boston Scientific con Jesús Almendral. A la derecha, Maite Segura, responsable de gestión de proyectos de IDIS.


Alfonso Lossada, Paloma González-Fierro y Félix Tapetado, todos de Boston Scientific.


ENLACES RELACIONADOS:

La nueva sala de Electrofisiología del CHN mejorará el tratamiento de arritmias cardiacas (02/03/15)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.