Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El ICS reduce sus pretensiones y ofrece ampliar la jornada laboral ‘solo’ 51 horas al año

Propone establecer un máximo de cuatro días por año en caso de ausencia por enfermedad o accidente no laboral sin incidencia en la nómina

Lunes, 04 de febrero de 2013, a las 16:02

Joaquim Casanovas, director del ICS.

Redacción. Barcelona
El Instituto Catalán de la Salud (ICS), la mayor empresa pública de Cataluña con 41.000 empleados y que gestiona ocho grandes hospitales y unos 450 ambulatorios, ha aceptado reducir la propuesta inicial de ampliar la jornada laboral hasta las 1.650 horas anuales, frente a las 1.666 horas que se barajaba en un principio. Fuentes del ICS han precisado que, de este modo, la ampliación de la jornada sería de 51 horas al año, en lugar de las 67 que había expuesto a los sindicatos en un principio.

Asimismo, ofrece a los empleados establecer un máximo de cuatro días por año en caso de ausencia por enfermedad o accidente no laboral, sin incidencia en la nómina y siempre que se justifique mediante un documento emitido por el sistema sanitario. La dirección garantiza también el permiso retribuido en caso de hospitalización de un familiar, y amplía el permiso por traslado al domicilio en el supuesto que sea una localidad diferente.

Los sindicatos habían apuntado que el ICS pretendía ampliar la jornada anual hasta las 1.666 horas, en aplicación del decreto ley del Gobierno de Mariano Rajoy que aumenta hasta 37,5 horas semanales la jornada laboral de los funcionarios, si bien se han citado en un par de semanas para seguir negociando los cambios.
Los sindicatos, no obstante, rechazaban esta medida por considerar que supondría que los sanitarios catalanes trabajarán más que en ninguna otra comunidad autónoma, ya que los convenios laborales que se están firmando en otras zonas recogen jornadas de 1.645 horas como máximo.

Trampas

Tras conocer esta oferta, Metges de Cataluña ha acusado al ICS de "hacer trampas" en el proceso de negociación de la jornada laboral. El sindicato califica la oferta de la Administración como un "chantaje" porque vincula la aceptación de la modificación de jornada a la obtención de unas supuestas mejoras en el ámbito de la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, que ya son una realidad en otros ámbitos de la administración.

Para la organización, la ley del gobierno central sólo faculta al ICS a alargar las actuales jornadas de 36 a 37,5 horas semanales, pero no a realizar cambios de turnos, ni a desregular los horarios de cada puesto de trabajo. Así, tan importante como el número de horas, es su distribución, que debe ser "equitativa, uniforme y homogénea" para todo el territorio y todos los centros. La desregulación propuesta permitirá que la jornada se aplique de forma "arbitraria y caprichosa" por parte de las direcciones en una suerte de "reino de Taifas" . Con el pretexto de instaurar la autonomía de gestión, el ICS quiere dejar en manos de cada gerencia la implantación del nuevo horario.