Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Lunes, 01 de abril de 2013, a las 11:19

Redacción. Palma
El Hospital Son Llàtzer aplica la técnica de la ecografía guiada para eliminar las tendinitis calcificantes de los hombros en unos tres casos cada semana, un procedimiento que posee una tasa de éxito del 90 por ciento y que evita la cirugía.

Xavier Feliu, gerente de la Fundación Hospital Son Llàtzer.

Según ha informado el Ib-Salut en un comunicado, esta técnica es un  procedimiento muy sencillo que se realiza en Son Llàtzer desde hace más de dos años y trata las tendinitis calcificantes, esto es, las acumulaciones de la cal en un tendón de una determinada parte del cuerpo.

La localización más frecuente de estas tendinitis se dan en los hombros. De hecho, en el 20 por ciento de los pacientes sin síntomas es habitual observar calcificaciones en los tendones cuando se hacen una radiografía de los hombros. En algunos casos, la lesión no es dolorosa y la cal se acaba reabsorbiendo con el tiempo. No obstante, en otros casos, provoca dolor y puede ser causa de inmovilización del miembro afectado.

Tradicionalmente, la primera opción para el tratamiento de esta patología era la administración de antiinflamatorios y la rehabilitación y, en último término, la cirugía para extraer la cal, lo que supone administrar anestesia y que los pacientes deban permanecer ingresados; sin embargo, esta nueva técnica es de carácter ambulatorio y permite evitar la cirugía abierta.

Procedimiento

Concretamente, con el paciente sentado en una silla, le aplican anestesia local, le hacen una punción localizada con ecografía y, con pequeñas presiones con el émbolo de la jeringa, fragmentan la calcificación y la aspiran poco a poco. La intervención no dura más de 15 minutos, y después el paciente puede volver a casa, ya que el riesgo de padecer complicaciones es mínimo.

Después del procedimiento, los pacientes notan la mejoría de forma casi inmediata, pero al cabo de un mes se someten a un control para comprobar si la intervención se tiene que repetir, si bien con una sola sesión suele ser suficiente.