Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50

Mérida cuenta con una nueva Unidad de Hospitalización Breve de Psiquiatría

La Junta de Extremadura ha invertido casi 46,4 millones en la reforma y ampliación del centro

Jueves, 24 de marzo de 2011, a las 22:44

Mª Jesús Mejuto, consejera de Sanidad (primera por la izda.) ha acompañado a Fernández Vara (tercero por la izda.) durante su visita al Hospital de Mérida.

Redacción. Mérida
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha visitado en Mérida las instalaciones del Hospital, centro en el que han finalizado las obras de reforma y ampliación, y que cuenta con una nueva Unidad de Hospitalización Breve de Psiquiatría, la cuarta que funciona en la comunidad autónoma.
Asimismo, ha visitado el nuevo edificio de la Comunidad Terapéutica de “La Garrovilla”, institución dedicada a la atención de drogodependencias y la única de estas características de titularidad pública dependiente del Servicio Extremeño de Salud (SES).

Guillermo Fernández Vara, durante su intervención, ha manifestado su satisfacción por los cambios experimentados por el centro hospitalario tras las obras realizadas, actuación iniciada cuando él era consejero de Sanidad, igual que ocurre con el nuevo edificio de la Comunidad Terapéutica de “La Garrovilla”.

Cambios que lógicamente repercuten y benefician a los profesionales que trabajan en los centros y a los usuarios de los mismos, y que han permitido fidelizar a los profesionales al contar con los medios adecuados para el desarrollo de su trabajo.

El presidente de la Junta de Extremadura se ha referido también a la actual coyuntura económica de la que ha dicho que “quizás sea una de las épocas más difíciles que hemos tenido que vivir”, lo que no facilita el cumplimiento de determinados acuerdos con colectivos profesionales, ha señalado.

Reforma y ampliación del Hospital de Mérida

En cuanto a las obras realizadas en el Hospital de Mérida, éstas han supuesto una profunda y completa transformación de este centro sanitario, de modo que se puede hablar de un Hospital completamente nuevo.

La superficie final ampliada y reformada es de 51.900 metros cuadrados, incluyendo las superficies de instalaciones y zonas técnicas, es decir, prácticamente el doble de espacio con que contaba este centro antes de iniciarse las obras de ampliación y reforma. En esta segunda fase de actuación en el hospital emeritense la Junta de Extremadura ha invertido casi 46,4 millones de euros.

Las obras del Hospital de Mérida han supuesto igualmente una mejora para zonas comunes y no sanitarias y se completan las actuaciones en obras y equipamiento con la dotación de alta tecnología.

La nueva Unidad de Hospitalización Breve de Psiquiatría está dotada de las medidas de seguridad que precisan los protocolos de actuación en estos enfermos. Está diseñada en dos áreas asistenciales.

Una de estas áreas es la de hospitalización con 10 habitaciones dobles, 20 camas, (los protocolos de seguridad en estos pacientes aconsejan la hospitalización en parejas) y una habitación de aislamiento para pacientes que precisen contención, con las medidas de seguridad precisas para la protección de estos pacientes, además existe una sala de estar- comedor y otra para terapias grupales.

El otro área con 7 consultas, una sala de curas, sala de sesiones y zona administrativa está en comunicación con la hospitalización a través del control de enfermería y permite la atención psiquiátrica y psicológica a los pacientes hospitalizados. Como complemento a estas dos áreas existe un patio de recreo en comunicación con la hospitalización.

La unidad es referencia para las Áreas de salud de Don Benito y Mérida y trabajan en ella 5 psiquiatras, 1 psicólogo, 9 enfermeras, 9 auxiliares de enfermería, 6 celadores, un trabajador social y un auxiliar administrativo.

Comunidad Terapéutica “La Garrovilla”

Respecto a la Comunidad Terapéutica de “La Garrovilla”, el nuevo edificio se localiza en una zona de nueva urbanización en Mérida. Esta nueva instalación consigue mejorar muy significativamente las condiciones físicas para el tratamiento en régimen de internamiento de las personas con adicción. Además, al estar en la ciudad permite una mayor normalización de los internos en el uso de los recursos comunitarios (sanitarios, formativos, ocupacionales, de ocio) lo que facilita la inserción sociolaboral.

La nueva sede de la Comunidad Terapéutica “La Garrovilla” cuenta con 22 plazas. Mantiene su personal y se coordina con el Cedex de Mérida para diversas atenciones sanitarias.