Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Hospital Can Misses pone en marcha la primera Unidad de Artritis Psoriásica

Reúne a reumatólogos y dermatólogos cuya colaboración es fundamental en esta patología

Lunes, 14 de enero de 2013, a las 22:46

Redacción. Ibiza
Los servicios de Reumatología y Dermatología del Hospital de Can Misses de Ibiza han puesto en marcha la primera Unidad de Artritis Psoriásica de las Islas Baleares con el objetivo de lograr un abordaje integral de la enfermedad y, con ello, mejorar la atención y la calidad de vida de los pacientes.

Ignacio Casas, gerente del Área de Salud de Ibiza y Formentera.

Para ello la nueva consulta, de carácter multidisciplinar, reúne a reumatólogos y dermatólogos cuya colaboración es fundamental en esta patología, pues se estima que entre el 6 y el 42 por ciento de los pacientes con psoriasis pueden evolucionar a artritis psoriásica1 (APs).

Se trata de una enfermedad articular inflamatoria reumática crónica asociada a la presencia de psoriasis cutánea. Existen formas de APs con afectación de las manos, pies, tobillos o rodillas; tendones o las uñas, así como también afectación ocular y en ocasiones asociación a enfermedad del intestino.

La interrelación en el nuevo centro entre especialistas les permite desarrollar un trabajo conjunto que facilita la detección precoz de la patología, así como un mejor manejo de estos pacientes, ya que tanto las repercusiones articulares como las cutáneas influyen en su calidad de vida.

 “Ambos especialistas, el reumatólogo y el dermatólogo, asisten al paciente en la misma consulta y conjuntamente. Hay unos criterios de derivación desde Dermatología y Reumatología, por lo que el paciente siempre saldrá beneficiado”, ha explicado la reumatóloga del Hospital Can Misses, Ana Urruticoechea.

Según el dermatólogo y responsable del Servicio de Dermatología del hospital, Luis Cros, “es un proyecto innovador en España y en las Islas Baleares, el paciente sale siempre beneficiado recibiendo una atención integral, con dos especialidades de referencia y complementarias en la enfermedad psoriásica”.

De esta forma, además, se conseguirá reducir el número de visitas a la consulta, logrando al mismo tiempo una mayor rapidez, así como la optimización de los recursos sanitarios y de las terapias entre las dos especialidades. “La atención al paciente será altamente calificable, estará mejor atendido, habrá un ahorro de visitas, más agilidad y una optimización de los tratamientos inmunosupresores y de los tratamientos biológicos –ha continuado la doctora Urruticoechea–. Tras un tiempo corto de rodaje se puede hablar de un ahorro importante”.