19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El Marañón estrena un ‘cajero automático’ de fármacos para pacientes crónicos externos

El centro afirma que se trata del primero en Europa con estas características

Martes, 16 de abril de 2013, a las 12:45

Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid ha informado de que se ha convertido en "el primer centro sanitario de Europa" en poner en marcha el primer ‘cajero automático’ que dispensa medicamentos a pacientes externos con tratamientos crónicos, como ha informado este martes el Gobierno regional a través de un comunicado.

Ricardo Herranz, gerente del Gregorio Marañón.

Se trata de un sistema automatizado de dispensación de medicamentos que no se despachan en las farmacias convencionales dado que son de prescripción y uso hospitalario. Para ello se han instalado varios robots conectados a la prescripción médica electrónica, lo que ofrece “un mayor control, seguridad y eficiencia en la gestión de los medicamentos al hacerse de manera automatizada”.

Los robots dispensan el medicamento prescrito por el médico y lo distribuyen a través de cintas transportadoras en menos de 40 segundos a uno de los siete puntos de atención farmacéutica personalizada existentes. Esto permite tanto un ahorro de tiempo como de costes al optimizar el inventario de fármacos, controlando el ‘stock’ de medicamentos y avisando cuando es necesaria su reposición.

Su apariencia externa es similar a la de un cajero automático, que el paciente activa mediante una receta. El autodispensador la lee por medio de un lector de código de barras. El seguimiento farmacoterapéutico de estos pacientes está garantizado ya que el robot está integrado en el sistema de información clínica del hospital, supervisado en todo momento por farmacéuticos especialistas. Asimismo, el paciente es atendido personalmente en la consulta de atención farmacéutica cuando lo requiera o cuando se produzca algún cambio en su tratamiento o situación clínica.

En las instalaciones de la Unidad de Pacientes Externos del Servicio de Farmacia del Hospital Gregorio Marañón se atienden diariamente a más de 250 personas con tratamientos crónicos que no requieren ingreso hospitalario pero sí un estrecho seguimiento farmacoterapéutico. Esta unidad gestiona ya más del 50 por ciento del gasto en medicamentos del hospital.